En la noche de este sábado se ha terminado, con la eliminación de Fatima Diame, la representación valenciana en los Campeonatos del Mundo de Eugene (Oregón, Estados Unidos). La saltadora valenciana solo pudo completar un salto válido de 6,54 m, quedándose así fuera de la final de este domingo.

Diame no pudo clasificarse para la final de la longitud femenina por diez centímetros. Pese a llegar con una de las diez mejores marcas, la atleta no se acercó a sus 6,76 m de este año, que le hubieran dado el pase en un corte de 12 saltadoras hacia la final sin mucho nivel.

Por otro lado, España llegó a Eugene con el mejor 4x100 femenino de su historia y el trabajo realizado por la Federación, con el director técnico Pepe Peiró y el responsable del sector Ricardo Diéguez, dio sus frutos. Sonia Molina-Prados, Jaël Bestué, Paula Sevilla y Maribel Pérez destrozaron el récord nacional parando el crono en 42.61 (el anterior, de mayo, era 43.28) para irrumpir en la primera final mundialista de su historia con la quinta mejor marca tras Estados Unidos, Gran Bretaña, Jamaica y Alemania. Las cuatro mujeres compiten en la madrugada del sábado al domingo por los metales (04:30 h, Teledeporte).

Por contra, Bernat Canet, el blaugrana Pol Retamal, Jesús Gómez y Sergio López se quedaron con 38.70 a 26 centésimas del récord español que data de los Mundiales de Daegu’11 y fueron novenos, a un puesto de la final. No podrán emular la séptima plaza de Atenas’97 con Frutos Feo, Venancio José, Jordi Mayoral y Carlos Berlanga.

Este domingo, a las 15.15 h (hora peninsular Española, 6.15 en Eugene), el murciano Miguel Ángel López (excampeón europeo y mundial de 20 km), el balear Marc Tur (cuarto en los Juegos de Tokio en los difuntos 50 km) y el debutante fuenlabreño Álvaro López lucharán por el podio en los 35 km marcha. Será la última oportunidad de subir al podio para los marchadores españoles en Eugene.