Hace medio año, cuando una afección cardíaca amenazaba con poner un precipitado y abrupto punto final a su carrera deportiva, Néstor Abad no podía imaginar que, alcanzado el mes de agosto, estaría en condiciones de disputar el Campeonato de Europa en Múnich, una de las grandes citas del año 2022. Felizmente, su rápida recuperación le ha permitido llegar a tiempo de todo.

A finales de junio, el gimnasta alicantino se reencontró con los tapices en los Juegos Mediterráneos. En julio, disputó el Campeonato de España. Ahora, está preparado para afrontar desde este jueves un nuevo Europeo. Néstor se presenta en Múnich con la ilusión de un principiante. Se ha asomado al vacío, ha bordeado el abismo, ha sufrido una grave pesadilla… pero ha salido indemne (más bien, reforzado) de esta amarga experiencia.

Por si un Campeonato de Europa no ofrece, de por sí, bastantes alicientes, el que se celebra del 18 al 21 de agosto en Múnich presenta un reclamo añadido: es clasificatorio para el Mundial, previsto en Liverpool a finales de octubre. Además, Néstor le aporta un cierto sentimiento de revancha. Al deportista alcoyano se le resisten los certámenes continentales. El gimnasta FER sí ha firmado grandes actuaciones en Campeonatos del Mundo (en Doha 2018, en Stuttgart 2019, en Japón 2021), pero tiene una especie de asignatura pendiente en los Europeos.

Además, va a ser uno de los tres gimnastas españoles que haga los 6 aparatos durante el primer día de competición. «En las dos últimas semanas, después del Campeonato de España, he dado un gran salto de calidad y he experimentado una clara mejoría. Lo noto y lo percibo. Creo que voy a llegar al Europeo más preparado de lo que imaginaba hace un mes. A ver si nos quitamos esa espina», dice sobre los Europeos, que se le resisten. «No tengo una explicación concreta. Quizás, sea porque los Campeonatos de Europa suelen celebrarse a principio de temporada, o porque no le he dado tanta importancia como a los Mundiales».

España busca la clasificación para los Mundiales, para lo que «hay que ser uno de los 13 primeros clasificados en el torneo por equipos. Creo que es un objetivo claramente a nuestro alcance». En cada aparato, compiten cuatro gimnastas de un país. Computan las 3 mejores notas y se descarta la peor. Así, en los 6 ejercicios. «Veo muy factible quedar entre los 14 primeros clasificados. Es más, creo que podemos convertirnos en uno de los 8 finalistas por equipos», apunta Abad.

En el Europeo hay una novedad y es que este jueves se decidirán los 8 equipos finalistas, y se conocerán a los 8 finalistas en cada uno de los 6 aparatos , con una clasificación general individual, porque, esta vez, no hay final del ‘all-around’ de los 24 mejores. «La primera jornada es siempre la más importante, porque lo condiciona todo. A mí, particularmente, me gusta que haya final individual de ‘all-around’, pero, en este caso, no es así. Por tanto, el primer día de este Europeo toma, si cabe, una mayor trascendencia. Habrá que afrontarlo a tope y con la máxima concentración»