En el flamante escenario del tartán recién renovado del Palau Velòdrom Lluís Puig, que aspira a acoger un Europeo o un Mundial como el de 2008, Quique Llopis soltó una bomba y se marchó. Fue sin duda el gran protagonista de la jornada. Aún le quedaba la final de los 60 metros vallas, pero después de correr en 7.55 en las semifinales, sin querer se destensó y en la segunda carrera no pudo estar a la altura de la proeza que hizo al lograr una nueva marca personal y el mejor tiempo europeo del año, a solo cinco semanas del Campeonato de Europa de Estambul (del 2 al 5 de marzo). El pupilo de Toni Puig no para de crecer y su nombre se perfila ya entre los favoritos a la gran cita bajo techo. Mañana tendrá una prueba de fuego en Karlsruhe, donde se encontrará con su amigo Asier Martínez. Su compañero Kevin Sánchez ganó la otra semifinal con 7.73 mejor marca personal y duodécima europea del año.

La valenciana Paula Blanquer, después del explosivo domingo, cuando mejoró dos veces sus registros en el Mediterranean sub23 y se colocó octava española de todos los tiempos (8.16), demostró que también acusa el cansancio y que no todos los días es fiesta. Aún así asomó su talento y se llevó la victoria con 8,29, premio Memorial Emilio Ponce, que le entregó su padre, el mítico Rafa Blanquer.

32

Gran Premio Internacional de atletismo Ciudad de València Francisco Calabuig

Decepción en el triple salto

Los vallistas fueron parte de la atracción de un Gran Premi Internacional Ciutat de València, que se estrenaba en World Atlethics Indoor Challenger, aunque dejó un cierta poso de decepción después de que Fabrice Zango, el plusmarquista mundial de triple que quería renovar su récord, no llegara a los 17 metros y se llevara el triunfo con 16,90, eso sí, la mejor marca del mundo en 2023. Bajo la atenta mirada en las gradas de los aficionados y de la plusmarquista nacional Ana Peleteiro con su recién nacida Lúa, en el concurso femenino Osasere Eghosa firmó la mejor marca española del año (13,47). 

Otra gran marca llegó después de que Águeda Marqués diera las quince vueltas en 8:55.02, mejorando su marca personal de los 3.000 en más de tres segundos, lo que la eleva al séptimo puesto del ranking español de todos los tiempos y mínima para el Europeo de Estambul. 

En el concurso de longitud Tessy Ebosele desafió a Fátima Diame. Las dos se fueron alternando el primer puesto pero al final se impuso la valenciana con unos buenos 6,51, a cuatro centímetros de la mínima continental y ocho por encima de su compañera de entrenamiento en Guadalajara con Iván Pedroso.

Reaparición de Javier Mirón y récords de Argentina

Florencia Borelli batió el longevo récord de Argentina de los 1.500 al imponerse con 4:17.94, una plusmarca que ya duraba 32 años y que ha tumbado una mujer que ostenta los récords desde el 1.500 hasta el maratón, un triunfo que le valió uno de los tres premios que reparte la FACV. Rosalia Tárraga hizo la mejor marca española del año (4:18.41). En hombres, Raphael Pallitsch se llevó un bonito pulso con el gallego Adrián Ben, finalista olímpico y mundial en los 800 y que se marchó con la mejor marca española del año (3:40.72). En esta carrera se produjo la feliz reaparición del alicantino Javier Mirón, que llevaba 19 meses sin competir por diferentes lesiones. El sábado ya correrá los 800 en Sabadell.

El ganador del 3.000 fue el argentino Federico Bruno, que salió sonriente de la nueva pista de Valencia. «¡Es muy rápida!», exclamó después de establecer sobre el sintético un nuevo récord argentino (7:47.21), venciendo por delante del español Dani Arce, que también ha bajado de los ocho minutos (7:56.36). Bruno se adjudico el Memorial Toni Lastra que entrega Correcaminos. Abderrahman El Khayami, que perseguía el récord autonómico de su entrenador, José Antonio Redolat (7:48.71), que tiene 16 años, se retiró a ver que se le escapaba.

Otra de las buenas marcas que dejó el Gran Premi Ciutat de València llegó en el 800, la prueba en la que Lorea Ibarzábal, que llegaba con 2:04.79, venció con 2:03.57, mejor marca española del año, a tan sólo 57 centésimas de la mínima del Europeo. La que también va por el buen camino es Laura Hernández, ganadora de los 400 con 55.11.

Homenajes y premios

Al acabar la competición, la Federación de Atletismo de la Comunitat Valenciana realizó un homenaje a Marieta Jover, la olímpica alicantina que recibió una placa de una leyenda de la longitud como la saltadora de L’Eliana Concha Montaner. Jover disputará dos pruebas más y se despedirá del atletismo en el Campeonato de España que se celebrará en Madrid del 17 al 19 de febrero.

Homenaje a Marieta Jover FACV

Los vencedores del Memorial José Antonio Cansino, que entrega el Playas de Castellón, fueron Aleix Pi y Artur Coll. Los dos saltaron 5.40m y compartieron el premio después de un concurso de pértiga muy reñido.

David Casinos, histórico atleta paralímpico, entregó como cada año los premios a los atletas valencianos de proyección. Los ganadores fueron Marco Navarro, que ganó el 400 en 50.22, y Lucía Santamaría, que venció en el 800 con 2:16.06. El tercer premio de la FACV se lo llevó el rumano Cristian Gabriel, que hizo marca personal en 800 (1:48.76).