14 de enero de 2019
14.01.2019
14/01/2019

Ole, ole, ole, arbitra Simeone

A raíz de la correcta revisión de la falta a Bardhi en el videoarbitraje, el que estuvo pitando el partido fue el argentino

14.01.2019 | 11:47

Es facilísimo ser de Paco López en la victoria y un gustazo serlo también en la derrota, más aún si como la de ayer contra el Atlético de Madrid es injusta y por un penalti que con el reglamento en la mano, esto nunca mejor escrito, no era. El míster de Silla, que declinó explicarse en valenciano para que el mensaje llegara sin traductores, no se amedrentó y replicó contundentemente a la desfachatez de quien le preguntó si no le había pedido explicaciones al árbitro por el gol (bien) anulado a Koke. Como ya hizo en Vallecas con la vergüenza de los balones, Paco estuvo soberbio llamando a las cosas por su nombre y defendiendo los intereses del Levante sin achantarse, un guante que recogió el club con un comunicado inspirado en el que el Atleti hizo el 30 de septiembre solicitando «una aclaración al Comité Técnico de Árbitros sobre los diferentes criterios en el uso del VAR». Y es que a raíz de la correcta revisión de la falta a Bardhi en el videoarbitraje, el que estuvo pitando el partido fue Simeone, consciente del vacío legal para regular la ley de la compensación en el uso de la tecnología. Prieto Iglesias estaba predispuesto y González González, a la postre reincidente, confirmó que una herramienta concebida para ser un adelanto se convierte en un retraso cuando no está, nunca mejor escrito otra vez, en las manos adecuadas.

Media sólo de salvación

Morales y Mayoral tuvieron en sus botas el empate, que habría sido el resultado más justo para un partido en el que el mejor no fue Vitolo sino Oblak y que hasta la jugada aislada del penalti los granotas tenían bajo control sin apenas oportunidades por ningún bando. El equipo estuvo serio y con oficio tres días después de tumbar al Barça pero de nuevo obtuvo un marcador sin correspondencia con sus méritos y eso es algo que preocupa porque tampoco hay que ponerse una venda ante la estadística de que de los nueve últimos partidos de LaLiga sólo se ha ganado uno. Los 23 puntos en esta primera vuelta suponen una media de 46 a final de temporada que son sinónimo de salvación pero no es para estar contentos.

Fichajes y señales de humo

Que el Consejo pase palabra con la dirección deportiva es que la decisión está tomada. Detalle sintomático, igual que fichar a jugadores libres como Clerc. Gracias mil por todos los votos en nuestra encuesta.


Más opiniones de Rafa Marín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook