21 de enero de 2019
21.01.2019
21/01/2019

Una cosa es pedir ventaja y otra justicia

Lo que pide el Levante con comunicados y recursos, en definitiva, no es que lo beneficien, sino que se haga justicia

21.01.2019 | 11:25

De la misma manera que hay que cerrar filas con el Levante UD en su lucha contra el escándalo de la clasificación  ilegal del Barcelona en la Copa, también había que estar a muerte con el comunicado oficial después del atraco contra el Atlético. En general esta tiene que ser la postura de los granotas siempre que el club apueste por defender sus intereses ante cualquier atropello. A la hora de respaldar unos colores, eso sí, también hay que tener claro que se trata de una estrategia con la que pase lo que pase la moneda siempre va a tener dos lados, ya sea en lo que se refiere al recurso por la alineación indebida como al apretón al Comité Técnico de Árbitros. Ha sido cruz que el primer recurso ante Competición lo hayan tumbado y que los siguientes tengan pinta de acabar igual. Ha sido cara, con las ventajas que eso conlleva para su valor como institución, la valentía de no dejarse pisotear y la de emprender un camino judicial que se prevé largo pero exitoso no tanto en el terreno deportivo como en el económico. Ha sido cara que Jaime Latre sí que consultara el VAR para anular el gol de Óscar Plano. Y ha sido cruz que pueda quedar la sensación de que los árbitros hayan compensado su error en el penalti de Vukcevic, algo que es absolutamente mentira. Si Ünal, comprobado con la línea del VAR, está en fuera de juego delante de los morros de Oier y Latre va a verlo, en eso no hay interpretación ni debate posible por más que a Sergio le escueza. Lo que de principio y fin buscaba el Levante con su consulta oficial era precisamente que el VAR esté para acertar, para ver donde no alcanza el ojo humano, para que no se piten cosas que ni son ni existen. Lo que pide el Levante con comunicados y recursos, en definitiva, no es que lo beneficien, sino que se haga justicia.

Más caras que cruces

Bendito problema el de Paco con los delanteros, en concreto con la competencia de un jugador tal vez más completo como es Mayoral con uno como Roger que es el que con el cuchillo siempre entre los dientes mete los goles. El Pistolero salió ayer con sangre en los ojos, justo lo que le faltó al internacional sub-21 en sus dos remates de cabeza. El 2-0 fue el colofón a un partido en el que Morales, Rochina o Campaña fueron la cara y Vukcevic de nuevo la cruz. Una victoria, por cierto, cimentada en la estrategia y en la pizarra del segundo de a bordo, Toni López, para quien el guiño de Coke fue tan merecido como el que también tuvo con el delegado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook