A nivel nutricional existen diferentes teorías en torno a la importancia del desayuno. Mientras se expanden diferentes mitos sobre la primera comida del día, algunos nutricionistas insisten en su importancia.

Entre las diferentes teorías mitificadas las hay que defienden que está bien no desayunar, por ejemplo. Esta opción no es ni correcta ni saludable. Tras un tiempo de ayuno -sueño- el cuerpo necesita reservas para funcionar. Comer al desayunar le dará al organismo el impulso de energía necesario para arrancar con fuerzas el día.

Existen más mitos como que no importa la alimentación en el desayuno o que no desayunar es bueno si estás en una dieta para bajar de peso.

Esta opción no es interesante ya que las personas que omiten en su día a día el desayuno cuentan con un índice de masa corporal (IMC) más alto y con un riesgo mayor de sufrir obesidad por el llamado efecto rebote. El cuerpo llega con mucha más hambre al mediodía y se tiende a la impulsividad en el resto de ingestas de alimentos (comida-merienda-cena).

Los consejos de un nutricionista para realizar un desayuno saludable

El nutricionista Pablo Ojeda visitó recientemente el programa LaSexta Xplica y valoró los distintos mitos sobre el desayuno. Para él el desayuno es la comida más importante del día porque permite al organismo arrancar de la mejor forma si se realiza con una combinación de alimentos bien ejecutada.

No vale cualquier tipo de desayuno. Existe una palabra mágica: "saciedad". Alcanzándola darás el primer paso para cumplir con tu objetivo en la dieta diaria.

Los mejores alimentos para incorporar al desayuno

"Quizás a nivel técnico no sea obligatorio pero si a mí me quitas el desayuno te corto las manos" comenzó explicando Pablo Ojeda en el programa televisivo. Fue entonces cuando el nutricionista hizo un balance y comenzó a valorar diferentes opciones de alimentos para incorporar al desayuno.

Partiendo de la base del equilibrio y de una forma de pensar en la que, de forma puntual puedes darte algún capricho -en la opinión este especialista- las combinaciones de alimentos más recomendables para el desayuno:

  • Tostadas (a poder ser pan integral) con jamón serrano o cocido
  • Bol de avena con yogurt y frutos rojos
  • Una pieza de fruta siempre es bien
  • Aguacate, saludable fuente de grasas
  • Aceite de oliva virgen extra (sin excederse)

* Si se utiliza AOVE no es preciso también añadir otra fuente de grasas como la del aguacate.

"Yo siempre le meto un buen aceitito, un aceite de oliva virgen extra... hay veces que a las tostadas les pongo jamón ibérico, a veces jamón cocido", indició el nutricionista.

Lo que tenemos que buscar al final es una palabra mágica que se llama saciedad. Un buen desayuno, aunque tenga un poco más de calorías, voy a estar con mucha energía durante la mañana y llegaré más saciado a la comida

Otra opción: "Podemos hacer un bol de avena, que es muy saciante. Lo que tenemos que buscar al final es una palabra mágica que se llama saciedad. Un buen desayuno, aunque tenga un poco más de calorías, voy a estar con mucha energía durante la mañana y llegaré más saciado a la comida".

"Las decisiones que tomaré con la barriga llena van a ser infinitamente mejores. Un yogurt griego, algo de avena... la grasa maravillosa del aguacate. Si le metes aguacate no le metas jamón, queso, aceite... Vamos a saber poner cada cosa en su sitio". expresó. En este sentido es importante matizar: grasas saludables, sí, pero no en exceso. Ni todos los días.

Además, incorporar una pieza de fruta al desayuno también es una decisión inteligente. "La fruta fresca es necesaria a la hora que sea. Con ella serás cada día más feliz. Los frutos rojos son recomendables".

Alimentos no saludables a evitar durante el desayuno

Esto es como todo. Se deben evitar pero un día es un día. Además, para Pablo Ojeda es importante también que la resistencia a estos pequeños caprichos gastronómicos no se alargue de por vida.

"Cruasanes, bollería... Yo el sábado me voy a desayunar con mis hijas y me voy por ahí a desayunar un cruasán con un zumito de naranja y lo disfruto muchísimo, de eso se trata. De saber incorporar esos alimentos que quizás no sean habituales en nuestra vida para no tener esos momentos de atracón. Bacon con huevos... muy americano. Cada día muy habitual. Al final volvemos a lo mismo".