Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han lanzado una alerta por el enterovirus D68, que además se ha relacionado con una parálisis rara, similar a la poliomielitis.

Durante el pasado mes de agosto, hospitales de varios estados norteamericanos notificaron aumentos en las hospitalizaciones por enfermedades respiratorias graves. Y en las pruebas pertinentes encontraron que algunas muestras dieron positivo para el enterovirus D68 (EV-D68).

Por esta razón los CDC acaban de lanzar un aviso en el que alertan a los médicos, laboratorios y especialistas, sobre los aumentos que están detectando en enfermedades respiratorias graves que requieren hospitalización, sobre todo en niños.

En la alerta solicitan a los profesionales de la salud que consideren este enterovirus como posible causa de esas enfermedades respiratorias graves, y que hagan las pruebas necesarias para confirmar o descartar.

También solicitan a todas las instituciones de salud que informen sobre cualquier nuevo caso.

"EV D68" qué es y qué riesgos tiene

De momento, el número de contagios detectados ya es el más alto desde que en 2018 se produjo una importante ola de infecciones estacionales. 

Además, conviene recordar que los enterovirus son un grupo de virus formado por más de cien especies diferentes y que son responsables de millones de enfermedades cada año.

Afectan sobre todo en los meses de verano y principios de otoño, y son altamente contagiosos, alcanzando en ocasiones dimensiones epidémicas.

Pero la mayoría de ellos no revisten gravedad.

Archivo - Infección pulmonar Infección pulmonar por virus respiratorios y brote de gripe y coronavirus o coronavirus como casos peligrosos de SARS como un concepto médico pandémico o epidémico con elementos de ilustración 3D. WILDPIXEL - Archivo

Síntomas de los Enterovirus

D68, como casi todos los virus de su especie, lo más habitual es que cause síntomas leves parecidos al resfriado. Pero también puede provocar enfermedades respiratorias más graves.

En cualquier caso, los síntomas más frecuentes de los enterovirus son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Enfermedad respiratoria
  • Dolor de garganta
  • Llagas en la boca, en ocasiones
  • Erupción cutánea, algunas veces.

Y por esta razón, la exploración más habitual del médico para detectarlos es la exploración de la piel y la boca.

El peligro es la Mielitis Flácida Aguda (AFM)

Hay pocas dudas de que el motivo más importante de esta alerta no tiene mucho que ver con los síntomas leves de un resfriado, sino con una consecuencia mucho más preocupante.

Porque los expertos relacionan EV-D68 con la mielitis flácida aguda (AFM por sus siglas en inglés).

Una enfermedad que afecta sobre todo a niños pequeños (suponen más del 90% de los casos), y hace que sus músculos y los reflejos de su cuerpo se debiliten.

Se trata de una complicación neurológica rara, pero grave, que puede provocar parálisis permanente o incluso la muerte. 

Y si bien es verdad que, por el momento, los CDC no han recibido informes de casos de AFM en lo que va del año, no es menos cierto que los expertos ya saben que los picos en las infecciones por EV-D68 tienden a preceder a los casos de AFM.

Por eso es importante acudir al médico si se desarrolla alguno de estos síntomas:

  • Debilidad en el brazo o la pierna
  • Dolor en el cuello, la espalda o las extremidades
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para mover los ojos
  • Párpados caídos
  • Debilidad facial

¿Qué debemos saber sobre el EV-D68 y el riesgo de parálisis?

El EV-D68 se identificó por primera vez en 1962, aunque los CDC lo han estado siguiendo de cerca solo desde 2014, cuando causó un brote nacional de enfermedades respiratorias. 

Ese año, la agencia confirmó 1.395 casos en 49 estados, aunque probablemente hubo muchos miles de casos leves adicionales no confirmados.

En la mayoría de las personas, es una enfermedad viral aguda que aparece y desaparece sin mayores complicaciones.

Pero aunque es raro, en unos pocos pacientes puede causar síntomas neurológicos como la mielitis flácida aguda (AFM).

Los datos hablarían de que aproximadamente el 10 por ciento de los casos de EV-D68 causan AFM, pero todos los indicadores apuntan a que la proporción es muy exagerada, ya que muchas infecciones con "EV D68" son leves y no se informa de ellas.

En cualquier caso, los expertos continúan investigando las razones por las que el virus afecta el sistema nervioso y cómo algunos pacientes acaban desarrollando AFM después de una infección viral.

¿Cómo protegernos del contagio?

Los enterovirus distintos de la poliomielitis se propagan por gotitas o por contacto, es decir, cuando una persona infectada tose, estornuda o toca una superficie que luego tocan otros. 

Por lo tanto, las mejores medidas preventivas son las que ya nos hemos acostumbrado a utilizar desde que comenzó la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Lo más importante es el lavado frecuente de manos, con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

Y en el caso de que alguien se contagie, la mascarilla recobra su importancia para evitar que se extienda la enfermedad.

También recomiendan los expertos una especial precaución en el caso de niños con asma, porque tienen más riesgo de padecer síntomas graves si se contagian.

¿Hay tratamiento?

No existe un tratamiento específico para la AFM, pero los médicos pueden recomendar terapia física u ocupacional.

Por so tan importante estar pendientes y hacer las pruebas ante la mínima sospecha. Porque comenzar la terapia lo antes posible es fundamental.

¿Qué son los enterovirus no polio?

Los enterovirus distintos de la poliomielitis, como el EV-D68, son muy comunes y causan hasta 15 millones de infecciones cada año en los Estados Unidos.

Hay más de 100 tipos conocidos y tienden a propagarse a fines del verano y principios del otoño, aunque nos pueden infectar durante todo el año.

La mayoría de las personas infectadas son asintomáticas o tienen síntomas leves parecidos a los de un resfriado, como fiebre, secreción nasal, tos, estornudos o dolores corporales.

Dos de los enterovirus más conocidos, el enterovirus A71 y el virus Coxsackie A6, pueden causar la "enfermedad de boca, mano, pie", y una infección contagiosa leve que es muy común en niños menores de 5 años.

La alerta de los CDC también señala que algunos de los pacientes hospitalizados recientemente con enfermedades respiratorias habían dado positivo por rinovirus, que con mayor frecuencia causa el resfriado común.