La Navidad está a la vuelta de la esquina. Ya son muchas las personas que están echando un ojo a los mercados para comprar todo lo necesario para las comidas y cenas navideñas.  

Estamos ante una época en la que los gastos aumentan considerablemente, y si a esto le sumamos el incremento todavía mayor de los precios debido a la inflación, los expertos estiman que cada hogar español gastará 634 euros.

Pero si somos precavidos y previsores podemos evitar la subida de los precios de los productos típicos de la Navidad (que aumenta a medida que se acercan las fechas clave). Y anticiparnos puede permitir que, incluso con la inflación disparada, mucho productos nos cuesten incluso menos de la mitad. 

Por eso, muchos optan por comprar ahora los productos que van a consumir en Nochebuena y Nochevieja, y congelarlos hasta el momento de su consumo.

Puesto de venta de pescado y marisco. Unsplash

Pero, esta práctica tan extendida entre las familias españolas, ¿puede acarrear algún riesgo para nuestra salud?

Estos son los alimentos que más han subido de precio

Aunque la inflación se ha moderado al 7,3% en octubre, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), los alimentos siguen disparados: un 15,4%, lo que se traduce en un punto superior respecto al mes de septiembre. Es la tasa más alta desde enero de 1994.

Los alimentos que más han subido sus precios son las legumbres y las hortalizas, el queso, los huevos, la leche, y la carne. 

Los fabricantes prevén que uno de los productos estrellas de la Navidad, el turrón, incremente su precio en un 10%, debido al aumento de los costes de producción.

Como recuerda la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), "la congelación es un método seguro de conservación de alimentos que prolonga su vida útil y a su vez contribuye a reducir el desperdicio alimentario". 

Pero hay que hacerlo bien.

Cómo congelar los alimentos para evitar problemas de salud

Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de consejos para evitar una intoxicación alimentaria. Durante el congelado, los alimentos se mantienen a una temperatura constante de -18ºC, y eso hace que se inactiven los microorganismos que pueden provocar enfermedades. 

Pero hay una cuestión que debemos tener en cuenta. Como explica la AESAN:

  • “La congelación no destruye esos microorganismos, sino que detiene su crecimiento. Y después, al descongelarse y aumentar su temperatura, los microorganismos se reactivan y se multiplican, pudiendo provocar una intoxicación alimentaria. Y eso se evita cocinando a 70 grados o más, durante al menos 2 minutos".

Las estrellas del congelador, ¿qué significan?

Su interpretación es muy sencilla: cuántas más estrellas, más bajas temperaturas puede alcanzar el congelador.

  • 1 estrella significa que el congelador puede alcanzar los -6ºC. Los alimentos se pueden congelar hasta una semana.
  • 2 estrellas. El congelador llega hasta los -12ºC y los alimentos pueden congelarse hasta un mes.
  • 3 estrellas. Hasta -18ºC y permite congelar alimentos hasta tres meses.
  • 4 estrellas. Menos de -18ºC y adecuado para congelar alimentos a largo plazo.

Lo primero que hay que saber es que hay ciertos alimentos que no se deben congelar, porque aunque el congelado es totalmente seguro, pierden sus cualidades de sabor y/o textura.

  • Verduras y frutas que se van a consumir en crudo.
  • Patatas.
  • Alimentos con alto contenido en grasa.
  • Mayonesa.
  • Huevos con cáscara.
  • Alimentos fritos.

Y lo segundo es proteger los alimentos adecuadamente antes de meterlos en el congelador.

Se deben utilizar materiales aptos para el contacto con alimentos como envases herméticos, bolsas para congelar o el propio envase del producto.

Tal y como resalta la AESAN, "así se evita la aparición de cristales de hielo, coloraciones o quemaduras por congelación que pueden afectar a su valor nutricional".

  • Los alimentos se deben congelar a temperaturas inferiores a -18 grados, por lo que es necesario que el congelar tenga 4 estrellas, es decir, que sea adecuado para congelar alimentos frescos a largo plazo.
  • Los alimentos envasados se tienen que congelar antes de la fecha de caducidad o de consumo preferente.
  • "Una vez congelados se detiene el crecimiento bacteriano, por lo que se alarga su vida útil y se puede sobrepasar la fecha de caducidad original que figura en la etiqueta".
  • En el caso de alimentos cocinados, es muy importante congelarlos en el mismo día para evitar la proliferación de microorganismos.
  • No congeles alimentos recién cocinados y aún calientes. "Una vez cocinados se deben dejar enfriar en la nevera antes de meterlos en el congelador".
  • Divide las porciones de comida en raciones individuales, porque los alimentos que se han congelado y descongelado no se deben volver a congelar "salvo que se cocinen a más de 70ºC durante al menos dos minutos".

¿Cuánto duran los alimentos en el congelador?

Una congelación correcta mantiene los alimentos totalmente seguros casi indefinidamente. No obstante, por motivos de calidad se recomienda que ciertos productos no sobrepasen un determinado tiempo en el congelador.

  • Frutas y verduras, de 8 a 12 meses.
  • Carne de vacuno, cordero y cerdo, de 6 a 12 meses.
  • Pollo, de 9 a 12 meses.
  • Carne picada o hamburguesas, 3-4 meses.
  • Fiambres y embutidos, 1-2 meses.
  • Claras y yemas de huevo crudas (siempre sin cáscara), unos 12 meses.
  • Pescado blanco, de 6 a 8 meses.
  • Pescado azul, 2-3 meses.
  • Marisco, 3-6 meses.
  • Sopas y guisos, de 2 a 3 meses.

Te puede interesar:

¿Cómo descongelar los alimentos para evitar problemas sanitarios?

  • La mejor opción es descongelar los alimentos directamente en el frigorífico, en la parte más fría de la nevera (unas 12 horas antes es suficiente).
  • El microondas es otra alternativa, aunque se desaconseja porque la descongelación "no es homogénea". "Se recomienda utilizar la potencia más baja, cortar los alimentos en trozos pequeños y repartirlos por la superficie del plato. Conviene cocinar inmediatamente estos alimentos, ya que alguna parte ha podido comenzar a cocerse".
  • Las verduras, las hamburguesas y productos de pastelería se pueden cocinar sin descongelar previamente. Es importante que la etiqueta así lo indique.