Ocho años después, el caso de la muerte de Mario Biondo ha dado un giro de 180 grados. La policía y la justicia española concluyeron hace unos meses su investigación con la idea de que el exmarido de Raquel Sánchez Silva se había suicidado en su casa en Madrid y dieron el caso por cerrado, pero ahora la Fiscalía de Palermo ha dado pasos al frente para reabrir el caso.

Su familia lleva luchando desde entonces y pidiendo justicia para quien fuera cámara de televisión al considerar que hay ciertas irregularidades en las tres autopsias que se practicaron sobre el cadáver tras la defunción en 2013.

La justicia italiana cree que de momento no existen pruebas fehacientes para descartar la hipótesis del asesinato y el delicado aspecto ha regresado y con fuerza a la escena informativa. Incluso Mediaset le ha dedicado un programa de investigación en 'Todo es verdad'.

Raquel Sánchez Silva durante el entierro de Mario Biondo MEDIASET

El doctor Paolo Proccacianti, señalado

En mayo de 2020 la familia de Mario Biondo denunció al reputado forense Paolo Proccacianti. El doctor y su ayudante pudieron realizaron la autopsia de Biondo por segunda vez y tras esto se llegó al dictado de la tercera y definitiva autopsia, tal y como recogió La Vanguardia.

La familia de Biondo considera que Proccacianti y su equipo pudieron cometer ciertos errores e incluso irregularidades de mucha gravedad. Se habla incluso de que podría haber analizado los restos de otro cuerpo y de confirmarse este supuesto estaríamos ante un caso de fraude procesal.

La familia trató desde el principio de invalidar los resultados de la tercera y definitiva audiencia que dio por finalizado el proceso judicial y que concluyó en la hipótesis del suicidio. El entorno de Biondo cree que pudieron manipularse algunas muestras biológicas en la primera exhumación.

La familia de Mario Biondo denunció "anomalías" en sus autopsias

El juez que finalmente admitió a trámite la denuncia que ha llevado a la reapertura del caso de la muerte de Mario Biondo considera que en las autopsias pudieron reproducirse "importantes anomalías" y que "especialmente, muchas muestras no son atribuibles a Mario Biondo".

Más datos que ponen en duda la hipótesis del suicidio: irregularidades informáticas

Emme Team, el equipo de investigación estadounidense que ha analizado minuciosamente cada detalle del caso ha alertado de la mala praxis del perito que adjuntó a la Fiscalía de Parlemo los informes: supuestamente habría alterado los archivos PDF que contenían los datos informáticos sobre el contenidos de los dispositivos de la víctima.

Informó además, en su momento, La Vanguardia sobre las diferencias entre las copias de seguridad del disco duro de su portátil, un Macbook, y la memoria de su teléfono, un iPhone. Las pruebas que adjunta Emme Team demostrarían, supuestamente, que los documentos PDF presentados por el perito judicial ante la Fiscalía serían falsos.

Una imagen del velatorio de Mario Biondo MEDIASET

También se habrían contabilizado en dichos informes que ponen en duda la hipótesis de la Fiscalía irregularidades en la dirección IP de la casa. Por ejemplo, se contabilizó dos personas conectadas a la red wifi de la casa donde murió Mario Biondo y dos móviles conectados a Twitter y Facebook utilizando la mencionada IP. Dicha empresa asegura tener los nombres de los dos usuarios que se conectaron a aquella clave wifi el pasado 30 de mayo de 2013.

Por último, aunque el teléfono del camarógrafo no salió de casa aquella trágica noche, esa misma noche se registró un pago con su tarjeta de madrugada y en un bar de copas.

¿Quién estuvo con Mario Biondo la noche de su muerte?

El programa 'Todo es mentira', de Cuatro, emitirá un reportaje especial sobre el caso y el que se intentará analizar cómo la justicia española decidió archivar de forma "tan atropellada" la investigación.

José Luis Torá, reportero del espacio de investigación conducido por Risto Mejide y Marta Flich, considera que quedan muchas preguntas sin respuesta. "La familia continúa apuntando en un informe que todos los datos que se aportaron a la investigación provenientes del ordenador, y también del teléfono móvil de Mario Biondo, fueron manipulados; datos importantísimos que permitían saber la hora e incluso la compañía que Mario Biondo pudo tener en su casa en mayo del año 2013", proseguía.

"Vamos a conocer los hechos y todos los datos; hablaremos con la familia de Mario Biondo por primera vez en un programa de televisión español, y también con investigadores y forenses que han tomado parte en esta investigación, con cientos de informes que apuntan a una misma teoría: Mario Biondo no se suicidó", concluía Torá.

Agonía para los Biondo por las eternas sospechas

Han sido ocho años duros en la familia de los Biondo: sostienen una y otra vez que el camarógrafo fue asesinado y quieren saber quién estuvo en casa aquella noche. El conflicto judicial entre la familia del italiano y la presentadora española Raquel Sánchez Silva, su viuda, fue tal que incluso la llevaron a los banquillos.