21 de enero de 2019
21.01.2019
Abierto de Australia

Carreño insulta al juez de silla tras perder con Nishikori

El español estalló al final del partido por un 'robo' en toda regla en el desempate del último set con 8-5 a su favor

21.01.2019 | 14:12
Carreño insulta al juez de silla tras perder con Nishikori
El tenista asturiano Pablo Carreño.

El tenista asturiano Pablo Carreño ha caído eliminado en octavos de final del Abierto de Australia, al perder en el "supertiebreak" del quinto set frente al octavo cabeza de serie, el japonés Kei Nishikori, tras más de cinco horas de partido, Carreño ganó los dos primeros sets por 7-6 y 6-4, el japonés replicó en los dos siguientes con el mismo tanteador y el pase a cuartos se decidió en un tiebreak a diez puntos, que cayó del jado del japonés por 10-8, después de que el español tuviera una ventaja de 8-5.



Sin embargo, una bola de Carreño que golpeó en la red fue cantada fuera, pero Nishikori la devolvió después del grito a contrapie del español, y el árbitro concedió el punto. A pesar de que hay ojo de halcón, y la bola es buena, el punto no se repitió como pidió Carreño y su equipo.

El español no volvió a hacer un punto más, y tras abrazar y felicitar a Nishikori, insultó al juez con un "Hijo puta, cabrón", que junto a los aspavientos mientras abandonaba la pista, pueden acarrearle una fuerte sanción.






Otros tenistas de la Armada como el valenciano Pablo Andújar mostraron su apoyo a Carreño a través de Twitter y criticaron también al juez árbitro. También la italiana Sara Errani se mojó a favor del español.







Carreño pide disculpas

Posteriormente, en rueda de prensa, Pablo Carreño empezó pidiendo disculpas por su comportamiento: "La forma en que me fui de la pista no estuvo bien y lo siento, porque ese no soy yo". También lo hizo a través de su perfil en redes sociales:





Aseguró que un error arbitral tan grande después de realizar el mejor partido de su carrera, en el Abierto de Australia contra el japonés Kei Nishikori, tras cinco horas de esfuerzo, es muy difícil de asimilar.

"El supervisor entonces tendrá que esperar a que nos peguemos de puñetazos para que tome cartas en el asunto", dijo Carreño. "Está claro que el árbitro es el que toma las decisiones pero cuando el error es tan grande debería de intervenir el supervisor", comentó un devastado Carreño después de caer frente al japonés Nishikori en octavos de final.

El asturiano incidió reiteradamente en que ha intentado comprender la decisión del árbitro pero que no ha llegado a ninguna conclusión porque "no tiene ninguna explicación".

"Yo lo que veo es que él juega un gran punto y yo me arrastro como puedo para meterlas dentro y, en una de ellas, mi bola toca en la cinta, con lo que la pelota sale a una velocidad muy lenta. La bola pega en la línea tras dar en la cinta y hasta que impacta Kei pasa un tiempo y es ahí cuando el árbitro la canta fuera", rememoró con indignación Carreño Busta.

"Sé que es de muy mala leche que la canten erróneamente fuera cuando la tienes tan fácil pero se tiene que repetir el punto. No comprendo por qué me dejo pedir el ojo de halcón si tenía tan claro que no se repetiría. No tiene sentido", agregó.

El tenista nacido en Gijón también se arrepintió de la forma en la que se despidió del estadio después de dirigir algunos insultos al juez de silla. "Después de cinco horas de un gran partido he salido de la peor forma posible. Desafortunadamente cometí un error pero la gente que me conoce sabe que no soy así", apuntó el tenista.

Carreño Busta también aseguró que el resto de jueces que también pueden decidir en ese tipo de cuestiones no se atrevieron a cambiar la opinión del árbitro principal y aseguró que "es la primera vez en la historia que pasa algo así tan claro".




Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...