Roberto Bautista se despidió, en la madrugada española del 12 de octubre, de Indian Wells tras caer ante el británico Cameron Norrie. El tenista de Castelló, decimoquinto cabeza de serie, perdió ante Norrie, favorito número 21 del torneo, por 4-6, 7-5 y 3-6 en un disputado encuentro de 2 horas y 45 minutos.

El partido del español acabó pasadas las 23:00 h de la noche californiana -nueve horas menos que en España- y fue el último en terminar en una jornada de Indian Wells marcada por la lluvia y el viento, que obligó a retrasar y suspender algunos encuentros.

Bautista sufrió durante todo el duelo el servicio del británico, que conectó 12 saques directos.

Norrie, un rival que venía lanzado

De antemano, el español sabía de la dificultad de medirse a un jugador como Norrie, que venía en muy buena forma después de haber alcanzado la final del torneo de San Diego, en la que perdió con el noruego Casper Ruud. Previamente, Norrie había eliminado al canadiense Shapovalov y al ruso Rublev, jugadores en la actualidad con mejor ranking que Bautista Agut.

A la delegación española en el desierto californiano le quedan dos bazas en el cuadro masculino: Pablo Carreño y Albert Ramos, que jugarán este martes por el pase a los octavos de final frente a Karen Khachanov y Nikoloz Basilashvili, respectivamente.

En la competición femenina, Paula Badosa se clasificó para los octavos de final tras imponerse con claridad a la joven estadounidense Cori Gauff por un doble 6-2 en 55 minutos.

"Las condiciones eran duras, fue un día difícil. Había mucho viento. Sabía que tenía que estar muy sólida y eso fue lo que hice", dijo Badosa en la rueda de prensa posterior a su victoria.

La española, que ocupa la posición 27 en el ránking WTA, se medirá a la checa Barbora Krejcikova, tercera cabeza de serie de Indian Wells y número cinco del ránking mundial.