Jornada aciaga para los españoles en el Alicante Ferrero Challenger. Tras tres años seguidos copando las rondas finales, este año no podrán revalidar el título que ganó dos años seguidos Pablo Andújar y en 2020 Carlos Alcaraz. Los dos españoles del cuadro de individuales cedieron. Feliciano López ante el francés Hugo Grenier por 6/3 7/5 y Mario Vilella en la tercera manga ante el portugués Nuno Borges.

Justamente los portugueses sacaron pecho. Joao Sousa (Mejor ranking 28 ATP) primero y Frederico Ferreira después se impusieron a sus respectivos rivales y lucharán en la jornada del viernes por un puesto en semifinales. La otra nación que pueda estar muy orgullosa de los resultados de sus jugadores en el Torneo Profesional más importante de la Comunidad Valenciana, son los franceses. Grenier se unió a Lestienne en cuartos de final, ambos imponiéndose ante los cabezas de serie 1 y 2, Feliciano López y Fernando Verdasco.

Buena noticia para el país galo y malo para España que solo cuenta con un jugador vivo en el torneo. El canario David Vega, reciente campeón de una ATP 250 en dicha modalidad, disputará mañana junto al ucraniano Denys Molchanov las semifinales del Torneo. El resto de representantes no pudieron superar los octavos de final: Verdasco se vio indispuesto para disputar su partido mientras que Marrero y los jóvenes españoles Barreto y Rincón no pudieron alzarse con la victoria.

En la jornada de cuartos volveremos a ver en acción al alemán Oscar Otte. Uno de los favoritos a llevarse el torneo tras su gran actuación en el US Open y en lo que llevamos de torneo.