La española Paula Badosa (5) barrió a la rusa Daria Kasatkina por un severo doble 6-2 y se enfrentará en la final del Internacional de Sídney a la checa Barbora Krejcikova (3).

"He ejecutado el plan a la perfección, quería ser muy agresiva. Va a ser un año complicado pero quiero dar lo mejor de mí en todos los Grand Slam", dijo tras sellar su cuarta victoria del año.

Badosa, que se enfrentará en la primera ronda del Abierto de Australia a la local Ajla Tomljanovic, redujo a Kasatkina, verdugo de Garbiñe Muguruza (2) en semifinales, con una exhibición de tenis agresivo a todos los niveles después de acumular un 75% de primeros servicios y convertir hasta cinco roturas de las diez pelotas de 'break' que tuvo.

La catalana mantiene un cara a cara favorable contra la que será su rival en la gran final, después de imponerse en sus únicos dos enfrentamientos en Madrid e Indian Wells durante la temporada pasada.

En la otra semifinal, la checa se impuso en un maratoniano choque a la estonia Anett Kontaveit (4) por 0-6, 6-4 y 7-6(12) tras salvar hasta seis puntos de partido.

 Paula Badosa (4) explicó en rueda de prensa tras su pase a la fina que "contra jugadoras campeonas de Grand Slam como la Barbora Krejcikova (3) no importa el cara a cara que tengas".

"No creo que sea muy importante. Este tipo de jugadoras siempre encuentras soluciones, como ella ha hecho hoy en su partido de semifinales", comentó en alusión a la victoria de la checa frente a la estonia Anett Kontaveit después de salvar hasta seis pelotas de partido.

"Hoy he estado muy sólida y agresiva, no creo que debería cambiar nada para mañana. Estoy muy contenta con el partido de hoy", argumentó tras incidir en sus buenas sensaciones al saque.