Lamentable actitud de Kyrgios. Y lo peor es que no es la primera vez. El tenista australiano, desatado y muy cabreado, pagó con el juez de línea del Master de Miami su derrota en el primer set ante Jannik Sinner.

El tenista cayó en el tie-break 3-7 y se marchó directo contra el juez de línea, recriminándole alguna de sus decisiones que no le habían gustado. Posteriormente, tras recibir los abucheos del público, se marchó a su banquillo y destrozó su raqueta contra el suelo a base de golpes.

Kyrgios fue eliminado del torneo al caer en el global del encuentro 6-7 t 3-6 ante el italiano.