Su espectacular triunfo en el Masters 1000 de Madrid le ha catapultado aún más en el universo tenístico y en el ranking ATP, donde ya es sexto y con cinco títulos en su palmarés. Sin embargo, Carlos Alcaraz no podrá estar en Roma y centrará todos sus esfuerzo en el siguiente Grand Slam de la temporada, un Roland Garros donde seguro que será uno de los grandes favoritos.

Al respecto y en declaraciones a SUPER, su entrenador, Juan Carlos Ferrero, destaca que "es una pena que no pueda ir a Roma porque habría sido bonito y es una lástima que mucha gente se quede sin verlo, lo sentimos mucho pero para su día a día creemos que es una buena decisión porque el mismo domingo de la final se levantó con el tobillo hinchado y con una ampolla infectada. Necesitaba un poco des descanso por el tobillo sobre todo, pero con menos cansancio y con una semana de tranquilidad y trabajo físico, puede llegar mejor a un torneo como Roland Garros, a cinco sets".

Además, el exnúmero 1 del mundo no descarta ni mucho menos que pueda ganar Roland Garros o alguno de los siguientes Grand Slams. "Carlos cree mucho en él, en la pista siempre cree que puede ganar, tiene mucho carácter y siempre ha pensado en grande, desde que jugaba Futures y Challengers, ya pensaba que podía ganar a gente de más edad y con más físico. Ya ha visto que puede ganar Masters 1000, viene Roland Garros, está seguro de que puede ganar Grand Slams y no va a parar hasta conseguirlo".

Eso sí, con ambición, pero sin perder la humildad. "Hace tres meses no era tan conocido y ahora le paran en cualquier lado, su vida en este sentido está cambiando mucho, pero hay que seguir apoyándole para que no se le suba el éxito a la cabeza y sigamos pensando que al éxito se llega por el trabajo".