Carlos Alcaraz es la sensación tenística del año. Campeón en Río de Janeiro, Miami y Barcelona y ahora número nueve del mundo, el murciano llega en Madrid con ganas de más. ¿Cuál es el secreto de una progresión tan vertiginosa? Evidentemente, mucho talento y entrenamiento, pero también hay algunos trucos que ha desvelado.

El tenista reveló en El Hormiguero cuál es la dieta que le ha convertido en todo un campeón. Y es que siempre cena y come lo mismo antes de los partidos, un ritual que no parece funcionarle nada mal. A sus dieciocho años, a punto de cumplir diecinueve, es el ejemplo en el que se fija todo el circuito y seguramente muchos hayan tomado nota de su dieta.

Los platos estrella de Alcaraz

Noventa minutos antes de salir a jugar, Carlos Alcaraz siempre come lo mismo: pasta con crema de cacao 100%, dátiles y aceite de oliva. "Para que me dé energía", explicó el prodigio de El Palmar ante el asombro de Pablo Motos. Un plato con un importante valor energético antes de afrontar la dura batalla física que supone un partido de tenis.

El murciano también reveló qué es lo que cena en las noches previas: arroz y pescado. Además, contó la exigente rutina de entrenamientos con la que ha impulsado su físico: "Siempre estoy a las 9:30 en el gimnasio y hasta las 13 estoy entrenando sin parar. Normalmente entreno unas cuatro horas al día".

Su bebida favorita

Como todo adolescente, Carlos Alcaraz también encuentra tiempo para salir de fiesta. "Me he emborrachado alguna vez", reconoció. Además, el murciano reveló qué es lo que bebe en esas noches: ginebra con limón.