El suizo Stan Wawrinka, en la actualidad número 284 del mundo y que tuvo que jugar la fase previa, sometió este jueves al ruso Daniil Medvedev, cuarto del ránking y hasta no hace mucho numero uno del mundo, en los octavos de final del torneo ATP 250 de Metz.

Wawrinka, de 37 años y que llegó a ser el tercer jugador de la clasificación mundial en 2014, batió al primer cabeza de serie en Metz por 6-4, 6-7 (7) y 6-3 en dos horas y 24 minutos para meterse en unos cuartos de final en los que se cruzará con el sueco Mikael Ymer.

Medvedev llegó a salvar una bola de partido en el desempate de la segunda manga para acabar forzando un tercer episodio en el que empezó 0-3 abajo y rozó una remontada que se quedó en nada. Y además perdió los papeles al estilo Nick Kyrgios.

El ruso no se caracteriza por su templanza, saber estar, y su control de las emociones. De hecho, estalló su raqueta contra el suelo tras perder un punto, una reacción que el público abucheó, lo que acabó por encender al exnúmero uno del mundo, que se encaró a la grada imitando los abucheos. Wawrinka estuvo más listo y no se dejó amedrentar por el espectáculo bochornoso de su rival, y acabó llevándose el partido.

Además, el segundo favorito, el polaco Hubert Hurkacz, accedió a cuartos tras someter al austríaco Dominic Thiem por 6-3 y 6-4. Su siguiente rival será el francés Arthur Rinderknech, que este jueves se deshizo del quinto preclasificado, el georgiano Nikoloz Basilashvili, por 7-6 (11) y 6-3.