Esta vez no pudo ser. Si el año pasado Pablo Andújar dio la campana al eliminar a Roger Federer en Basilea, el valenciano no pudo repetir gesta ayer ante otro de los grandes tenistas de la historia, Novak Djokovic, con quien perdió en Sofía (Bulgaria) por un contundente 6-0 y 6-3 en una hora y 26 minutos de juego.

El exnúmero 1 del mundo, que actualmente está séptimo en el ranking ATP, llegaba a Tel Aviv tras haber jugado la semana pasada la Laver Cup con Europa y participar en la despedida de Roger Federer, es el cabeza de serie número 1 del torneo por delante de Marin Cilic. El serbio, además, ya había ganado a Pablo Andújar en los dos precedentes anteriores entre ambos, aunque no competía en un torneo individual desde hacía dos meses, cuando levantó sobre la hierba de Wimbledon su 21ª corona de Grand Slam.

Novak intentó ajustar su dominio del fondo de pista, marcar el ritmo con el revés y, especialmente, imponer orden con su saque. Djokovic llegó a la victoria sin sufrir una sola rotura y cediendo apenas cinco puntos (22/27) con su primer servicio servicio.

«El ambiente ha sido increíble. Me encanta la pista, siento que muy íntima. La grada aquí es muy intensa, la gente muestra una gran pasión por el deporte. Estoy encantado de estar aquí y agradezco el apoyo», dijo Djokovic.

Carreño, eliminado en Sofía

Por otra parte, el gijonés Pablo Carreño, segundo cabeza de serie, quedó también eliminado del torneo ATP 250 de Sofía al perder este jueves en octavos de final y en tres mangas ante el número 95 del ranking, el suizo Marc-Andrea Huesler.

Carreño, 14 del mundo y que no jugaba desde que cayó ante el ruso Karen Khachanov en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, sucumbió por 6-3 3-6 y 6-2 en una hora y 44 minutos.

El suizo, que rompió tres veces el saque de Carreño para llevarse el triunfo, firmó este jueves su primer triunfo del año ante un top-20. En cuartos de final, Huesler se verá las caras con el polaco Kamil Majchrzak, 119 de la ATP y que se deshizo del octavo favorito, el alemán Oscar Otte por 4-6, 6-2 y 6-4.