25 de febrero de 2018
25.02.2018
CALENDARIO

Calendario cuesta arriba para el Valencia Basket

El conjunto taronja jugará 12 partidos en los próximos 36 días

28.03.2018 | 13:41
Entrenamiento reciente del Valencia Basket.

El Valencia Basket llegará al próximo jueves habiendo jugado apenas un partido en 14 días. Desde su eliminación en Copa del Rey ante el Iberostar Tenerife, el equipo de Txus Vidorreta ha tenido dos semanas de relativo descanso, tan solo con el compromiso ante el Olympiacos entre medias. Una situación completamente anómala con respecto a lo que ha sido el resto de la temporada y que ha servido para que la plantilla recuperara algo de oxígeno, muy necesario para el tramo final del curso. Sin embargo, esa aparente tranquilidad se acabará pronto y desde el próximo jueves el conjunto taronja volverá a verse inmerso en una montaña rusa de partidos hasta el mes de abril.

La Liga Endesa ha dado este fin de semana a conocer sus horarios hasta la jornada 25, por lo que el Valencia Basket ya sabe cuándo jugará los próximos doce partidos. En total, y desde el próximo jueves, el equipo de Txus Vidorreta jugará doce partidos en 36 días, lo que hace una media exacta de un encuentro cada tres días durante cinco semanas consecutivas. Una cuesta arriba bastante empinada para arrancar el tramo final de la temporada, que irá suavizándose a mediados de abril cuando termine la fase regular de la Euroliga.

Desafortunadamente, las opciones de clasificarse para los ´`playoffs´ de la competición continental son muy pocas, por lo que Vidorreta podrá plantearse algunos partidos de forma más conservadora. Es decir, si algún jugador acaba tocado el partido liguero del fin de semana, no habrá necesidad de forzarlo para jugar Euroliga, sobre todo una vez se confirme matemáticamente la imposibilidad de acabar entre los ocho primeros.

Un ejemplo de esta posibilidad es la situación de Tibor Pleiss, que seguramente va a estar fuera de las canchas los próximos 10 o 15 días por culpa de una lesión en la planta del pie. Una dolencia que el pívot alemán arrastra desde hace tiempo y con la que había podido jugar aguantando el dolor, pero de la que ahora se intentará recuperar por completo para llegar al tramo decisivo de la temporada en las mejores condiciones posibles.

Estos próximos partidos van a servir también para ir recuperando poco a poco a los jugadores que todavía continúan en el dique seco. Es el caso de Latavious Williams, que es el que parece estar más cerca de poder jugar. De hecho, este domingo ha relaizado un entrenamiento junto al resto de sus compañeros. Un caso similar es el de Guillem Vives, que tambñén entrenó este domingo con el grupo y cada vez está más cerca de superar los problemas en el tobillo que le tienen fuera de las pistas desde 2017. Sam Van Rossom también progresa adecuadamente, siendo Antoine Diot el que parece estar más lejos de poder volver a jugar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine