07 de marzo de 2018
07.03.2018
LA ENTREVISTA

Pedro Martínez: "Yo no engañé a nadie"

El técnico que hizo campeón al Valencia Basket vuelve con el Baskonia. Estas son sus reflexiones para SUPER

07.03.2018 | 18:19
Pedro Martínez: "Yo no engañé a nadie"

Pedro Martínez, el técnico de la Liga, de las tres finales o el récord de victorias consecutivas vuelve a La Fonteta 265 días después de su último partido. Ese en el que el Valencia Basket hizo realidad un sueño comno fue ganar por primera vez en su historia el título de liga.

Regresa al frente del Baskonia con mucho en juego pero antes atendió a SUPER y esta es la entrevista con sus reflexiones sobre su etapa ´taronja´, su extraña salida del club y también sobre este partido:


¿Supongo que el del jueves será un partido especial para usted?
Si, decir otra cosa no se correspondería con la realidad. Fueron dos años de muchísima intensidad y la primera vez que vuelves hace que sea un momento especial, y que tenga unos sentimientos completamente diferentes a otros partidos.

¿Siente ya algo de nervios?
Si, la verdad es que sí. Estoy intentando mentalizarme para intentar estar controlado.

¿Con que se queda de su paso por València?
Con muchísimas cosas, desde relaciones personales que se mantienen en el tiempo y algunas de ellas son para toda la vida, hasta un trabajo hecho con muchísima honestidad, esfuerzo, y en el cual lo más sobresaliente es el título de Liga pero donde yo me quedo con todo. Me quedo con los dos años, con la mejora de los jugadores, con los valores que intentamos inculcar desde el primer día de jugar de una manera determinada, y que caló. Y la demostración es que, aunque no es lo único, los resultados están ahí. A nivel personal y profesional fueron dos años muy buenos.

¿Fue todo fruto de la constancia?
Sí, creo en eso. Las cosas para tener éxito es muy importante la perseverancia y el esfuerzo. Hay quién puede creer que no es así, pero para mí para tener éxito hace falta tiempo, muchísimo trabajo y mucha perseverancia. Creo en eso y lo que pasó en Valencia me refuerza en esa idea. Cuando haces una cosa desde el primer día, implantas unos valores, crees en ello y eres firme, al final acaba saliendo. Eso no se consigue en una semana, en un mes y ni siquiera en una temporada. Hace falta más tiempo y sobre todo no dudar en lo que quieres hacer. Es un motivo de satisfacción que tuviéramos éxito perseverando en una idea que llevábamos desde le primer día.

¿Tuvo la sensación de haberse quedado a medias?
Si claro, con esa sensación me fui. A pesar de que ya habíamos hablado algunas cosas, pero por el compromiso de los jugadores y de que el grupo tenía mucho recorrido por delante, rectifiqué una idea inicial que estaba muy madurada. No fue producto de un arrebato cuando lo plateo. Evidentemente esas dudas las tuve y por eso intenté un poco al final variar el posicionamiento inicial. Creía que como grupo teníamos un buen recorrido por delante.

¿Entendió su salida?
Si, perfectamente. Siempre te gustaría que a lo mejor hubiera sido un poco diferente en cuanto a las comunicaciones, pero no le doy más vueltas. Es una etapa pasada y para mí pesa mucho más el trabajo hecho y las relaciones creadas durante dos años que el hecho de mi salida. Valoro más lo positivo de esa etapa que el momento puntual que fue la salida.

¿Cómo calificaría esos tres últimos días en el club a nivel emocional?
Fue un poco una montaña rusa. Muy contento por el éxito deportivo conseguido, y luego triste sobre todo por mi familia, que se quedaron chafados viendo que de repente no tenía equipo. Pero como pensaba en aquel momento, y le transmití a mi familia, nada es por casualidad y normalmente todas las cosas tienen un por qué y suelen ser para bien. Eso es lo que le transmití a mi familia, que estuvieran tranquilos y que algo saldría. Que teníamos que estar contentos por lo que habíamos hecho y que algo bueno vendría más adelante.

¿Pero usted sabía que no tenía ninguna opción de seguir antes de llegar aquel lunes 19 de junio a la ´famosa´ reunión en La Fonteta ?
La competición es muy exigente en playoffs y desde que empezamos, que es cuando tuve la conversación con Chechu Mulero, hasta que terminamos, en mi cabeza ni en la de nadie estaba este tema. Yo estaba centrado única y exclusivamente en la competición, no daba tiempo para nada más que no fuera eso.

¿Y cómo se quedó cuando no se renovó su contrato?
Bueno, yo ya sabía que eso iba a suceder. No fue una sorpresa. Ya vi en las semanas anteriores que no hubo ningún interés por reconducir el tema y tampoco puedo decir que fuera una sorpresa.

¿Se arrepiente de aquella conversación con Mulero?
No, la verdad es que no. Fue una conversación sincera, honesta, en la cual le dije lo que pensaba y la verdad es que sustancialmente sigo pensando lo mismo. Y me supo mal sobre todo por el hecho de dejar el equipo, por el éxito que habíamos tenido, y por las relaciones que teníamos en el vestuario que eran muy buenas. Por eso sí que me supo mal. Por lo demás creo que mi actuación fue correcta en todo momento, no engañé a nadie ni dije nada de lo que me pueda sentir arrepentido. No ofendí a nadie.

¿Qué fue lo que le llevó a tener aquella conversación? ¿Qué le llevó a querer dejar el club a final de temporada en ese momento?
No quiero volver a eso. Prefiero pasar página y centrarme en las cosas positivas que hubo, y muchas.

¿Cree que el club luego pudo actuar mejor, o quizás de otra manera?
Creo que no. Ellos hicieron lo que creyeron oportuno y yo no soy nadie para juzgar las actuaciones de los demás.

¿Es lo más extraño que le ha pasado profesionalmente?
Mi contrato se acababa y había la posibilidad de renovarlo o no renovarlo. Se decidió no renovarlo y esto entra dentro de la naturalidad. En ese momento no hubo ninguna oferta profesional y eso lo vi también como una oportunidad para reciclarme, viajar a EEUU a ver otros equipos y prepararme mejor para la siguiente oportunidad que el destino me pusiera delante. Las cosas vinieron así.

¿Aún así, imagino que al quedarse sin equipo muy bien no lo pasaría?
No fueron muchas semanas porque enseguida salió la oportunidad de Baskonia, y estuve bastante ocupado. Estuve viendo el Eurobasket en Turquía, dos semanas en EEUU viendo entrenar a equipos universitarios y a los Boston Celtics... Luego en la jornada 5 ya fiché y no hubo mucho tiempo ni para aburrirse ni para ponerse nerviosos.

¿Cree que volverá algún día al Valencia Basket?
No es algo que tenga ahora mismo en la cabeza. Ahora estoy en Baskonia, donde entrené hace doce temporadas y me cesaron en el mes de noviembre. Si en estos doce años me hubieras preguntado si iba a volver a Baskonia te hubiera dicho que eso era prácticamente imposible. La vida da muchas vueltas y esta experiencia dice que lo mejor es no dar nada por hecho. La realidad es que ahora mismo no es algo que esté encima de la mesa ni por mi parte ni por la del club. Estoy muy a gusto en otro club y Valencia Basket tiene otro entrenador con el que también está muy a gusto. Por eso no es algo que este planteable ni en el corto ni en el medio plazo.

¿Le gustaría en un futuro?
No es algo que valore. Lo que me gustaría es seguir entrenando, y estoy encantado de hacerlo en el Baskonia donde espero estar el máximo tiempo que pueda siempre y cuando se den las condiciones adecuadas tanto para el club como para mí.

¿Está preparado para la ovación de mañana -por este jueves-?
La verdad es que me estoy mentalizando. Sé que será un momento muy emotivo, especialmente para mí, seguro que tendré que hacer un esfuerzo para estar centrado y no exteriorizar en ese momento lo que voy a sentir.

¿Qué le diría a la afición ´taronja´ después de estos meses?
Que yo también les tengo que ovacionar a ellos. Lo que conseguimos lo hicimos entre muchísima gente, y fue un momento muy bonito de unión. Su papel fue fundamental y por tanto la ovación será mutua.

¿El Valencia Basket es el club que más, o de los que más, le han marcado profesionalmente?
Bueno, tengo una historia dilatada. En general, y lo digo con honestidad, le estoy muy agradecido a todos los clubes donde he estado. De todos he aprendido mucho y todos me dieron una gran oportunidad. En algunos sitios las cosas salieron mejor y en otros peor, pero todos me aportaron cosas. Obviamente, los clubes donde he estado más tiempo son los que más influyeron. Y ahí ganan Gran Canaria y Manresa.

¿Mantiene una relación habitual con gente del Valencia Basket?
Si, con algunas personas la relación continúa y además espero que siga durante muchos años.

¿Me dice con quién?
No es difícil adivinar las personas con las que esa afinidad ya existió y era pública. Obviamente eso se mantiene.

Y con Chechu Mulero. ¿Suelen hablar con frecuencia?
No, mucho no. Nos encontramos en la Copa del Rey y charlamos un momento. Tengo una relación con él absolutamente normal, de respeto, pero no hablamos mucho la verdad.

¿El Valencia Basket es un club peculiar? ¿Cuesta adaptarse?
La palabra no es adaptarse, cuando tienes una cierta experiencia te adaptas a todo. Todos los clubes tienen sus peculiaridades y necesitas adaptarte y conocer un poco la mentalidad que tienen, la personalidad de la gente que rige el club... En algunos sitios es más difícil y en otros menos, pero no diría que el Valencia Basket sea de los más difíciles o complicados.

¿Cómo ve al Valencia Basket desde la distancia?
Los veo bien teniendo en cuenta la problemática que han tenido de lesiones, que ha sido muy grande, y hasta un poco cruel en la posición de ´1´ Realmente lesiones tenemos todos pero cuando se ceban tanto en una posición es indudable que afecta. A pesar de eso creo que están haciendo una Euroliga digna y una Liga ACB excelente con esa plaga de lesiones. Ahora que ya van recuperando jugadores y cuando tengan al equipo completo para mí es favorito para volver a dar la sorpresa y volver a ganar la Liga.

¿Y en este partido también es favorito?¿Para ustedes es fundamental ganar?
No sé si es fundamental. Nos quedan cuatro partidos en casa y dos fuera, y los que de verdad son fundamentales son los de casa. Pero si pudiéramos sacar alguna victoria fuera valdría su peso en oro. Ojalá que juguemos un buen partido aunque sabemos que ellos en casa está jugando muy sólido. Intentaremos hacer un buen partido y estar a la altura del rival.

¿Le sorprende tanta lesión en el Valencia Basket?
En general, no sólo en Valencia. Los jugadores están tremendamente exigidos con dos competiciones de muchísimo nivel físico. En Valencia ha sido un poco más extraño ver tantas bajas, por eso su gran mérito es haber seguido siendo competitivo a pesar de eso. Creo que ahora, que parece que recuperan jugadores, se va a ver el grandísimo potencial que tienen.Para mí es uno de los favoritos en lo que queda de competición para conseguir lo máximo.

¿Le daría algún consejo a Txus Vidorreta?
Yo no soy nadie para decirle nada a Txus. Darle ánimos como compañero de profesión, tengo una muy buena relación con él y le deseo lo mejor. Cuando recupere jugadores se va a ver lo grandísimo entrenador que es y el grandísimo potencial que tiene Valencia Basket.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes