05 de octubre de 2018
05.10.2018
LIGA ENDESA
V. Basket 7088R. Madrid
 

Un pésimo tercer cuarto deja sin opciones al Valencia Basket frente al Real Madrid

Los taronja evidencian sus carencias y ya suman dos derrotas en la Liga Endesa

05.10.2018 | 22:29
Un pésimo tercer cuarto deja sin opciones al Valencia Basket frente al Real Madrid
Un pésimo tercer cuarto deja sin opciones al Valencia Basket frente al Real Madrid

El Valencia Basket tiró por la borda el trabajo de todo el partido en un desconcertante tercer cuarto en el que, tras encajar un parcial de 5-21, se despidió de todas sus opciones de victoria ante el Real Madrid. La inferioridad física, la falta de acierto y los problemas para controlar el rebote fueron algunas de las claves, pero ninguna tan importante como la mala entrada de los taronja tras el descanso. 

Inicio frenético que prácticamente se prolongó hasta el descanso debido al alto ritmo anotador de ambos equipos. Algo que no gustó demasiado a ninguno de los dos entrenadores, que no parraron de demandar mayor concentración e intensidad  defensiva a sus jugadores. Sin embargo, más que desacierto atrás en este caso fue más mérito de la inspiración de muchos de los jugadores que estaban sobre la cancha, en especial Will Thomas y Dubljevic por el Valencia Basket, y Llull y Randolph por el Real Madrid.

Los primeros problemas para los locales llegaron con Tavares en la pintura. Sin embargo, no tardaría demasiado el Valencia Basket en tenerlo bajo control para mantener el partido en un puño (17-14; min. 6). Fue ahí cuando Llull destapó el tarro de las esencias respondiendo a tres triples de Sastre y Doornekamp (2), con otros cuatro lanzamientos anotados desde el 6'75 que hicieron mucho daño al cuadro taronja (21-26; min. 9).

Pese a que ahora era el Real Madrid el que parecía más sólido sobre la cancha, sólo lograría una máxima renta de seis puntos en el segundo cuarto (30-36; min. 13). Pablo Laso decidió dar descanso a Llull y el Valencia Basket lo aprovechó para dar la vuelta al partido con un parcial de 9-0 (39-36; min. 16). Gran parte de culpa la tuvo un excepcional Will Thomas, al que Felipe Reyes no pudo frenar en ningún momento. 

Regresó de inmediato Llull a la pista, y eso permitió la descongestión de un Real Madrid al que ahora le estaba costando más anotar (41-38; min. 18). Randolph y Rudy Fernández lideraron un parcial de 0-7 que permitió a los blancos irse con ventaja al descanso (41-45; min. 20).

El equipo que antes ajustara su defensa y diera un paso adelante en dureza y agresividad iba a tener mucho ganado de cara al triunfo final. Y ese, desgraciadamente, fue el Real Madrid. Liderado por Tavares en defensa y Carroll en ataque, el cuadro de Laso puso la directa hacia la victoria con un parcial de o-13 (43-58; min. 25). La sorpresa se tradujo en desconcierto en las filas taronja, que sumó a su falta de acierto también la mala fortuna en varias acciones puntuales -cinco puntos en todo el cuarto-. Esto último es lo que terminó de sacar al conjunto de Ponsarnau del partido, que llegó al último acto con todo perdido y 20 puntos abajo en el marcador (46-66; min. 30) tras sumar -1 de valoración por 32 de su rival. Una estadística que lo decía prácticamente todo acerca de lo sucedido en esos minutos. 

Consciente de la humillación sufrida ante su público, los de La Fonteta sacaron el orgullo en el cuarto definitivo con el objetivo, al menos, de maquillar el average. Y lo consiguieron, obligando incluso a Laso a pedir tiempo muerto tras un triple de Van Rossom que les colocaba a nueve puntos (70-79; min. 38). Hasta ahí, sin embargo, llegó la reacción taronja, que encajó otro 0-9 de parcial en los últimos dos minutos. No había tiempo para mucho más tras una desconexión anterior que resultó letal.

Ficha técnica:


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes