03 de noviembre de 2019
03.11.2019
Valencia BC 8688G. CANARIA

Dolorosa derrota en la prórroga en La Fonteta

El Valencia Basket dejó escapar el final la victoria ante el Herbalife Gran Canaria

03.11.2019 | 22:15
Dolorosa derrota en la prórroga en La Fonteta

De tres en tres. Así empezó el partido de este domingo en La Fonteta, con un intercambio constante de triples entre el Valencia Basket y el Herbalife Gran Canaria.

Vives y Loyd, en dos ocasiones cada uno y el extaronja Omar Cook,en otras tantas, fueron los referentes de ambos en un primer cuarto en el que los taronja se valieron de su mejor porcentaje de acierto en el tiro para terminar los primeros diez minutos con una ligera ventaja en el marcador (23-20).

Eso sí, con Ndour y Labeyrie aportando también once puntos entre ambos en la pintura y compensando el juego local ante un rival poderoso en el rebote.

Un parcial de 7-0 al inicio del segundo cuarto (con dos canastas del ya recuperado Tobey), sumado a los cuatro puntos anteriores de Ndour, dieron al Valencia Basket ventaja suficiente para empezar a encarrilar el partido, pero con diez de ventaja en el marcador (30-20), Beirán, Cook y Okoye volvieron a meter en el partido a los de Katsikaris desde más allá de la línea de 6,75.

Vives (el mejor en la primera parte con 11 puntos), Loyd y Labeyrie ayudaron a mantener pese a ello una cómoda ventaja antes del descanso (43-37), aunque La Fonteta no empezó a ver clara la victoria hasta un tercer cuarto que empezó con un parcial de 10-2 para los locales, con más aciertos desde la línea de tres de San Emeterio y Loyd y con un Herbalife que sufría para que su desventaja no fuera más allá de los diez puntos.

Pero unos inspirados últimos minutos de Bouroussis redujeron la diferencia hasta un 65-57 que no permitía relajación alguna.

Un escenario que se complicó al máximo cuando, tras una canasta inicial de Dubljevic al inicio del último cuarto, los taronja encajaron un parcial de 0-10 (con siete puntos de Paulí) que llevó las tablas al marcador.

Los de Ponsarnau estaban espesos en ataque, concedían rebotes ofensivos y los nervios aparecían en la pista, con el cansancio acumulado de los dos partidos de Euroliga de días atrás.

Doornekamp, con un triple y Loyd, con un tiro libre, evitaban que los de Katsikaris se pusieran por delante, pero había que poner orden con un tiempo muerto a falta de 2:50 para el final.

Los taronja aumentaron su intensidad defensiva, pero no pudieron evitar una entrada de Cook y seguían espesos cara al aro. Con 71-69 y tras un par de pérdidas locales, el Herbalife tenís posesión a falta de 31,4 segundos.

Final de infarto

Cook se fue a la línea de tiros libres a falta de 14 segundos y empató el partido al anotar los dos. Ponsarnau pidió un último tiempo muerto y Colom se la acabó jugando con un lanzamiento de tres que fue taponado. La prórroga no se pudo evitar.

Motum y San Eme ponían de cara los últimos cinco minutos, pero Cook volvió a tomar el mando del partido y, junto a Paulí y Costello, dejaron el Valencia con la miel en los labios pese al arreón final de Colom (con un triple) y de Loyd, con un dos más uno que tiró a fallar para forzar un rebote ofensivo a falta de 4 segundos. Pero este no llegó, Shurna se fue de nuevo a la línea de tiros lires y, aunque falló el segundo, los taronja se quedaron tres puntos abajo a falta de 1,4 segundos, con tiros libres para San Emeterio.

Había que meter uno y fallar otro a la espera de un milagroso rebote que forzara una nueva prórroga, pero aunque San Emeterio cumplió la primera parte, el rebote y la victoria se acabaron escapando tras un final de partido en el que el Valencia Basket desperdició su buen trabajo en los tres primeros cuartos y en el que se echó en falta la mejor versión de jugadores como Dubljevic y Colom.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes