30 de noviembre de 2019
30.11.2019
LIGA ENDESA
Valencia BC 8676Obradoiro

Un gran Valencia Basket tumba al gigante Kravic

El partidazo del pívot del Monbus Obradoiro no impidió una nueva victoria en La Fonteta

30.11.2019 | 20:03
Un gran Valencia Basket tumba al gigante Kravic

Dejan Kravic se convirtió en una pesadilla para el Valencia Basket en los primeros minutos de partido. El pívot serbio, con 8 puntos y 7 rebotes (5 de ellos ofensivos) en el primer cuarto, destrozaba el aro taronja una y otra vez. Labeyrie y Tobey sufrían como nunca para defender al pívot rival y Ponsarnau se vio obligado a meter en pista a Ndour, quien con su intensidad, contagió al resto del equipo para reaccionar y no dejar escapar a un rival que llegó a tener seis puntos de ventaja (5-11). [Resultados y clasificación de la liga Endesa]

Solo Jordan Loyd, que sumaba de tres en tres con un 2+1 y dos triples, veía aro con facilidad y una canasta de Vives en los últimos segundos permitió acabar los primeros diez minutos con solo un punto de desventaja.

Con San Emeterio descartado junto al lesionado Van Rossom, Alberto Abalde empezó a asumir más protagonismo con el paso de los minutos, hasta convertirse en el jugador clave para llegar al descanso por delante en el marcador (39-37). Con 6 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 12 de valoración, el alero gallego volvía a demostrar que está cerca de su mejor nivel.

Pero si en algo mejoró el Valencia Basket en el segundo cuarto fue en la intensidad defensiva y en la velocidad. Hasta cuatro recuperaciones acabaron en canastas fáciles para los locales, aunque el intercambio de canastas y el poco acierto desde la línea de 6,75 impedían que los de Ponsarnau pudieran poner tierra de por medio en el marcador.

Los taronja mantenían la intensidad defensiva en la reanudación y con un parcial de 6-0 con canastas de Loyd, Doornekamp y Ndour, Moncho Fernández se vio obligado a pedir un tiempo muerto antes de los cuatro minutos de la segunda parte, con 45-37 en el marcador.

Un 2+1 de Calloway cortó la sangría, pero no cambió la dinámica de un partido en el que el Valencia Basket llegaba cada vez más cómodo a la zona para destrozar el aro visitante una y otra vez con mates Ndour (en dos ocasiones), Loyd y Tobey y el buen trabajdo de un ovacionado Dubljevic. La ventaja local llegaba en varias ocasiones a los 8 puntos de ventaja, pero el Monbus Obradoiro no bajaba los brazos y se mantenía en el partido con los triples de Magee y Calloway y con el despertar de Kravic, inédito en el segundo cuarto tras su espectacular inicio.

Un triple de Abalde en los últimos segundos volvió a aumentar la renta hasta los siete puntos antes del último cuarto (60-53). Y empezó como no podía ser de otra forma, con un nuevo mate de Tobey. Pero Obradoiro no iba a permitir que los últimos diez minutos fueran un paseo y no tardó en reaccionar con un palmeo de Aleix Font y dos acciones de mérito de Kravic (el mejor de los locales), que sumaba ya 17 puntos y la friolera de 14 rebotes, 3 tapones y 3 asistencias, con 35 de valoración a falta de siete minutos.

Y de nuevo Kravic, quién si no, protagonizó la acción que empató el partido a falta de cinco minutos para el final (67-67). Podían aparecer los nervios en La Fonteta, pero dos tiros libres de Marinkovic y un incansable Ndour devolvieron la ventaja local hasta los cuatro puntos.

Cada canasta valía su peso en oro ya. Los taronja no fallaban sus tiros libres y dos acciones de Ndour, con un espectacular mate en la segunda que puso al público en pie, parecían encarrilar el partido, con 75-69 a falta de dos minutos y medio. Kravic volvía a hacer de las suyas en la zona, pero los de Ponsarnau aprovechaban cada falta recibida para sumar de dos en dos desde la línea de tiros libres a través de Vives.

Con 79-71 a falta de 1:12 para el final, Moncho Fernández pedía un tiempo muerto a la desesperada para intentar el milagro. Pero ni siquiera los tres tiros libres consecutivos de Magee hicieron ver peligrar la victoria local. Una más en una Fonteta que volvió a dar alas al equipo después de dos derrotas y que acabó ovacionando a los suyos tras las últimas canasta de Loyd, Abalde y Vives.

Un partido en el que las grandes actuaciones de Dubljevic, Ndour y Abalde (18 de valoración cada uno) y los buenos números de Loyd, Tobey y Vives, permitieron compensar el partidazo del gigante Dejan Kravic, que logró 21 puntos, 15 rebotes, 4 asistencias, 3 tapones y 28 de valoración, sin cometer ni una sola falta pese a estar más de 33 minutos en pista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes