07 de febrero de 2020
07.02.2020
EUROLIGA

Obligados a pasar página tras dos 'palos' seguidos

Las crueles derrotas ante Bilbao y Barça deben servir de lección

07.02.2020 | 11:52

Sin apenas tiempo para digerir las últimas derrotas ante el RETAbet Bilbao en la Liga Endesa y el Barça en la Euroliga, el Valencia Basket afronta esta noche una nueva jornada de la máxima competición continental. Un encuentro clave en Múnich ya que por el Audi Dome pasan muchas de las opciones de acabar dentro del Top-8. Objetivo principal del club en la presente temporada y cuya lucha está muy abierta a falta de sólo once jornadas para que concluya la fase regular.

Es por ello que la expedición taronja está obligada desde ya a pasar página tras dos crueles derrotas que, irremediablemente, han afectado al ánimo del equipo. Y es que son ya varios los encuentros que esta temporada se le han escapado al Valencia Basket en las últimas posesiones.

«Tenemos un problema serio», reconoció Jaume Ponsarnau tras el último 'jarro de agua fría' contra el Barcelona, para quien la solución pasa por «seguir trabajando y seguir buscando la forma de acabar y jugar mejor». «Al final nos están metiendo canastones, y nos están ganando jugadores que se inventan puntos. Se los inventan. Nosotros no podemos inventar nada, no tenemos esta habilidad ni esta capacidad y tenemos que construirlos. Esta es la realidad», insistió el de Tàrrega, que además explicó que «al construir el equipo era importante tenerlo pero no pudimos acceder a esto. Accedimos a jugadores que nos pueden ayudar como Jordan Loyd, como Dubljevic, que es un jugador determinante, Colom creo que nos puede ayudar a llevar esto mejor... pero de momento perdemos».

Precisamente , y por estas derrotas tan dolorosas, agradeció volver a tener que jugar tan pronto. «El mejor antídoto ante esta situación es que en nada volvemos a jugar. Es lo que nos viene a la cabeza, vamos a Múnich a intentar darlo todo otra vez», señaló el preparador taronja, que mantendrá las bajas del base belga Sam Van Rossom por una lesión en la musculatura isquiotibial izquierda, y la del escolta Jordan Loyd, que afronta la segunda de las cinco semanas de recuperación previstas para curar la fractura por sobrecarga que sufre en el escafoides del pie derecho.

Por el contrario, recupera definitivamente al pívot Mike Tobey, que ya pudo participar a buen nivel en el encuentro de este miércoles –9 puntos y 4 rebotes en 15 minutos–, así como a Vanja Marinkovic. El escolta serbio arrastra unos problemas físicos que se agudizaron hace unos días tras el choque ante el Panathinaikos, aunque se espera que hoy pueda estar ya en disposición de ayudar al grupo en la pista. En cuanto al rival hay que hablar de dos referentes claros , ambos en el top-15 de valoración de la Euroliga. Por un lado el pívot norteamericano Greg Monroe, que acumula una media de 12,1 puntos, 2,5 asistencias, 1,26 robos –10º en la competición– y 16 de valoración. Y por otro el exjugador taronja Vladimir Lucic con una media de 15,7 créditos por encuentro como consecuencia de unos números de 12 puntos con una excelente eficacia en el tiro –62,9% tiros de 2 y 44,7% en triples– , 4 rebotes, 1,5 asistencias, 1,1 robos y 3,7 faltas recibidas.

«Es un equipo que ha mejorado mucho su juego en los últimos partidos, con físico de Euroliga y con calidad», advirtió Ponsarnau, que quiere sus jugadores preparados «para jugar contra un rival muy fuerte». «Debemos estar dinámicos y estar bien durante todos los momentos de partido. Es importante mover su defensa, que es muy táctica e intenta romper la dinámica de juego rival», insistió.

Junto a Lucic y Monroe, y también tras la llegada al banquillo de Oliver Kostic en lugar de Dejan Radonjic, destacan en la columna vertebral bávara el base Maodo Lo, y Danilo Barthel en el puesto de '4'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes