04 de junio de 2020
04.06.2020
Superdeporte
ENTREVISTA

Bojan Dubljevic: "Si todo va bien, jugaré al menos un año en el Valencia Arena"

El capitán taronja se prepara para afrontar la Fase Final ACB tras ser elegido mejor pívot de la historia de un club en el que quiere retirarse

04.06.2020 | 14:30
Bojan Dubljevic, en la grada de La Fonteta.

"¿Si ganamos el título cómo vamos a celebrarlo?", con estas palabras en un contexto muy distendido se despedía Bojan Dubljevic de una más que interesante entrevista con SUPER. Palabras en clave de humor pero que ejemplifican a la perfección la excepcional situación a la que nos ha llevado a todos esta pandemia del coronavirus y que, al mismo tiempo, resultan muy significativas de cara a la Fase Final de la Liga Endesa que se va a disputar en Valencia.

Y más cuando son pronunciadas por el actual capitán del Valencia Basket y por el recientemente elegido por nuestros lectores como el mejor pívot de la historia de la entidad taronja. "Mucha gente me ha felicitado por este reconocimiento. Estoy muy orgulloso, para mí es algo increíble, pero no por ello voy a parar ahora. Voy a continuar trabajando para ser mejor cada día, quiero ayudar y ganar más títulos con el Valencia Basket. Para mí eso es muy importante", señaló el montenegrino todavía sorprendido por el reconocimiento.

Y es que no termina de creerse que los aficionados le votasen por encima de jugadores como Fabricio Oberto, Dejan Tomasevic, Brad Branson, Serhiy Lishchuk o Tanoka Beard. "La competencia era muy dura. Son todos jugadores increíbles, de los mejores pívots que han jugado en Europa, sin duda. No se por qué la gente me ha votado tanto a mí, no me lo podía creer teniendo a estos rivales. Algo habré hecho bien", confesó.

En este sentido, insisitió en el hecho de que sabe "que los aficionados y la gente me quieren mucho en Valencia, pero yo también a ellos. Es algo recíproco". Tal vez por este motivo siempre ha dicho que se "quería quedar en Valencia. Y no son sólo palabras, son hechos. Eso es lo mejor de todo. Estoy muy feliz aquí, todos lo saben, para mi es un sueño estar aquí". Tanto que su "idea ahora mismo es retirarme en el Valencia Basket, eso es así".

Su renovación hasta 2023 con opción a una temporada más es el mejor ejemplo. Algo que le permitirá estrenar el nuevo pabellón. "Ojalá pueda jugar en el Valencia Arena. Si todo va bien al menos lo haré durante una temporada seguro", confirmó el jugador balcánico.

En cuanto a su día a día en los últimos meses explicó que ha "tenido suerte porque tengo un perro y podía salir a pasear un poco con él todos los días, además de entrenar en casa. El confinamiento tuvo su parte buena y mala. La buena es que he podido pasar mucho tiempo con la familia, disfrutar dos meses con ellos, y lo malo es que no podía entrenar en el pabellón ni jugar partidos. Pero bueno, han sido dos meses, no un año".

Respecto a la vuelta a los entrenamientos, al contrario que para otros jugadores, reconoce que para él "no ha sido muy difícil volver. El club ha hecho un trabajo muy bueno. Al principio entrenábamos sólo de manera individual, nada en grupo desde el primer día. Hemos ido poco a poco subiendo la intensidad y ahora ya estamos haciendo más baloncesto y 5 contra 5".

En esto insiste en que "no he visto nada grave en cuanto a complicaciones. Ahora puedes venir al gimnasio y a la pista, disfrutar entrenando. En este momento, tras poder empezar a salir de casa, la gente está también mucho mejor de cabeza".

En cuanto a la cuestión física indica que no ha habido muchos problemas más allá de la desafortunada lesión de Guillem Vives pues "ninguno hemos estado parados en casa, entrenábamos, y por eso físicamente estamos bien. De cabeza mejor que antes porque estamos mejor entrenando en el pabellón que en casa. Antes, en casa, era difícil, pero ahora ya no lo es".

Por este motivo, y como equipo, "la verdad es que estamos muy bien, entrenamos muy bien, todos quieren entrenar fuerte y eso es muy importante. Seguimos trabajando y disfrutando. Estamos en el buen camino".

Un camino que tiene como objetivo llegar lo más lejos posible en una Fase Final de la Liga Endesa Valencia que se va a celebrar en Valencia. "El problema y lo malo es que jugaremos sin la afición. Son increíbles y muy importantes para nosotros, sin ellos será difícil. Lo bueno es que es en La Fonteta, dentro de esta situación eso es lo mejor", asegura.

"Es una buena oportunidad para nosotros, eso está claro", destaca, aún matizando que "todos los equipos hemos parado de competir tres meses, estaremos sin afición, y no sabemos muy bien como va ir todo. Aún así soy muy positivo y tengo muchas ganas de empezar". "Seguro que podemos soñar con ganar el título, cada año tenemos ese sueño", subraya con una sonrisa.

Preguntado por un calendario en el que el Valencia Basket comenzará midiéndose al MoraBanc Andorra y acabará la primera fase ante el Herbalife Gran Canaria indicó que "si no hubiéramos parado todos podría tener una opinión más clara, pero al haber parado y no saber como está cada equipo puede ser bueno o malo. Sólo vamos a mirar el primer partido, no miramos más allá, eso es lo más importante. Hay que ir partido a partido".

El capitán taronja, por último, también quiso tranquilizar al resto de equipos y clubes respecto a la burbuja sanitaria con la que se encontrarán durante este evento en Valencia. "Viendo como trabaja el club, como nos cuida, como nos protege, no tengo ningún temor de cara a esta Fase Final. El club es muy profesional, está a un nivel top y no hay ningún miedo en nuestro equipo por esto", concluyó Dubljevic.

También te puede interesar:

¿A qué se debió la polémica salida como jugador del Valencia Basket de Nacho Rodilla?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes