22 de junio de 2020
22.06.2020
Superdeporte
FASE FINAL LIGA ENDESA

Ocasión propicia ante un dubitativo Real Madrid

Los 'taronja' quieren dar un paso casi definitivo en el grupo B

22.06.2020 | 11:28

Dos encuentros y dos victorias. Así se escribe hasta el momento el camino del Valencia Basket en la Fase Final de la Liga Endesa. Un camino no exento de piedras como la lesión de Guillem Vives en los días previos al inicio del torneo, o los problemas físicos que vienen arrastrando en el juego interior hombres como Bojan Dubljevic o Maurice Ndour –todavía inédito en la competición por unas molestias en la rodilla izquierda–. Un factor que, de cara al encuentro de esta tarde, puede resultar determinante ante un rival del potencial en la pintura que presenta el Real Madrid.

No en vano, enfrente estará uno de los mejores juegos interiores del continente, y en especial un pívot que desde la defensa es capaz de condicionar a todo el ataque rival, Edy Tavares. El gigante cabo-verdiano está siendo el mejor de su equipo en esta Fase Final con unos promedios de 9,5 puntos, 8,5 rebotes y 3,5 tapones para 23,5 de valoración. La buena noticia, en este sentido, es el buen momento de Mike Tobey, que promedia dobles dígitos tras los dos primeros partidos del torneo –16 puntos y 12 rebotes de media para 25,5 de valoración)– así como la progresiva mejoría de Dubljevic. El capitán taronja, tras un estreno irregular ante el MoraBanc Andorra, mostró una notable mejoría ante el Casademont Zaragoza quedándose al filo del doble-doble (11-9).

La oportunidad se presenta propicia para el equipo que dirige Jaume Ponsarnau, que al margen de mantenerse invicto en el torneo y asentarse en el liderato del grupo B, puede dar un paso de gigante hacia las semifinales en caso de victoria. La situación con la que llega al envite el cuadro 'blanco', sin embargo, es muy diferente.Y es que su margen de error se redujo de manera significativa tras su derrota del pasado viernes ante el San Pablo Burgos, por lo que necesita sumar el triunfo ante el cuadro taronja para no complicarse de forma casi definitiva la clasificación.

Sergio Llul, con una media de 16 puntos, y Jaycee Carroll –14 puntos con un 4/9 en triples–, más allá de Tavares, son los jugadores que están asumiendo el protagonismo ofensivo en una plantilla larga y compensada, y en la que Pablo Laso ya ha utilizado a catorce jugadores distintos en los primeros dos partidos. Es en la pintura donde el preparador vitoriano ha introducido más rotaciones, con oportunidades para Felipe Reyes y Trey Thompkins –4 puntos y 8 rebotes– el primer día y para Garuba y Jordan Mickey –8 puntos– en la segunda jornada. Una imponente batería interior para la que el Valencia Basket deberá estar preparado mejorando su consistencia si quiere romper la mala dinámica que acumula con el conjunto madridista. Además, repitiendo la curiosa circunstancia de ocupar el banquillo visitante en La Fonteta, tal y como sucedió en el primer encuentro ante el MoraBanc Andorra.

Y es que los precedentes no se pueden calificar de positivos precisamente pues los valencianos sólo han podido ganar al Real Madrid en tres de sus últimas 13 visitas. De hecho, no le ganan en competición nacional desde el día en el que se conquistó el título de la Liga Endesa hace ya más de tres años. Este será el cuarto enfrentamiento entre ambos de la actual temporada, y todos saldados con derrota para el equipo taronja. El primero fue el de la jornada 12 de la Euroliga y que acabó con triunfo del equipo blanco por 111-99. El segundo en la jornada 16 de la Liga Endesa, un encuentro que se decidió en la prórroga por 85-78 tras una reacción blanca en el último cuarto. El tercero de los enfrentamientos fue en la semifinal de la Copa del Rey disputada en Málaga, que acabó con un contundente triunfo madrileño por 91-68 liderado por un estelar Facundo Campazzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes