06 de julio de 2020
06.07.2020
Superdeporte
MERCADO DE FICHAJES

Daños colaterales al fichaje de un nuevo base

Van Rossom o Quino Colom saldrán del equipo si llega otro director de juego como quiere el club

06.07.2020 | 14:58
Quino Colom y Sam Van Rossom.

La idea del Valencia Basket en cuanto al proyecto del próximo curso tiene un punto de partida sólido con la reciente renovación de Louis Labeyrie hasta 2022, y otros cuatro jugadores con los que se cuenta y que tienen contrato en vigor – Guillem Vives, Joan Sastre, Vanja Marinkovic y Bojan Dubljevic–. Capítulo en el que habría que incluir a Alberto Abalde, aunque el interés de equipos como el Real Madrid y el Barça podrían complicar su continuidad aún restándole una campaña más de contrato.

Por otra parte, desde la entidad taronja la intención es renovar a Fernando San Emeterio y Mike Tobey, al igual que a Aaron Doornekamp, aunque en este último caso podría esperar a ver las opciones de mercado e inscribirle primero en el derecho de tanteo. Más allá de esto, y con las salidas clarificadas de Jordan Loyd, Brock Motum y Maurice Ndour –oficial en las próximas horas–, la principal incógnita se encuentra ahora mismo en la posición de base. Un puesto que el club considera vital reforzar de cara al nuevo proyecto, pero que acarrearía daños colaterales.

Y es que la contratación de un base en el mercado conllevaría, sí o sí, la salida de Sam Van Rossom o Quino Colom. El base belga acabó contrato el pasado 30 de junio y la intención del club, sobre todo tras su buen rendimiento en la Fase Final de la Liga Endesa, es ofrecerle la renovación. Ofertas tiene encima de la mesa, entre ellas una más que interesante del Movistar Estudiantes. Un club por el que su pareja y exjugadora taronja, Jana Raman, firmó recientemente. La decisión, en este sentido, no debería demorarse demasiado aunque también podría utilizarse la herramienta del derecho de tanteo.

La clave en la ecuación sería, en este caso, Quino Colom. El base andorrano llegó el pasado verano para ser un jugador importante dentro del equipo, pero la realidad es que su adaptación no ha sido la esperada. El problema, además, es que le resta todavía un año más de contrato. Si llega un nuevo base su participación sería aún menor, por lo que llegados a ese punto la intención del Valencia Basket sería intentar buscarle una salida.

Algo que, según ha podido confirmar SUPER con el entorno del jugador, no le ha sido comunicado todavía. En este sentido, y aunque está abierto a estudiar cualquier posibilidad conforme se vayan produciendo los acontecimientos, lo cierto es que en este momento por la cabeza de Colom sólo pasa acabar su contrato con los de La Fonteta. Tanto es así que incluso va a alquilar una casa más espaciosa y a ser posible con jardín para cuando él y su familia –tiene dos hijos– regresen a la ciudad para comenzar la pretemporada en el mes de agosto.

Números en la Euroliga

El entorno de Colom, además, defiende el hecho de que, a pesar de haber tenido un rol más secundario del esperado, ha sido el segundo jugador del equipo más valorado en la Euroliga. En concreto 9,1 créditos en 18 minutos de media, sólo superado por Bojan Dubljevic con 18 en 23 minutos.

También te puede interesar: Fichaje de Klemen Prepelic por el Valencia Basket 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes