04 de enero de 2021
04.01.2021
Superdeporte
LIGA ENDESA

Al asalto de una pista maldita

Sin la presión de clasificarse para la Copa el Rey, los taronja buscan ahora prolongar su buena racha en un lugar dónde no ganan desde febrero de 2016

04.01.2021 | 11:19
Al asalto de una pista maldita

Sin presión añadida. Así afronta esta noche el Valencia Basket su partido de la jornada 11 de la Liga Endesa en la pista del Joventut y que fue aplazado en su día por los casos de coronavirus del equipo catalán. Y es que tras la victoria de este pasado sábado ante el Herbalife Gran Canaria los valencianos se han asegurado ya su billete para la Copa del Rey que se disputará el próximo mes en Madrid. Pese a ello, el equipo de Jaume Ponsarnau viaja a Badalona con un doble objetivo más allá de seguir sumando en esta fase regular.

Por un lado, quieren prolongar su racha de seis victorias consecutivas en la competición doméstica, la mejor hasta el momento, y que le convierten en el equipo más en forma del torneo. Y por otro, conseguir el triunfo implicaría romper su mala racha en la pista verdinegra, donde ha perdido en sus tres últimas visitas y hace casi cinco años que no gana. Algo que convierte al Olímpic en la pista de la Liga Endesa en la que hace más tiempo que el equipo taronja no consigue sacar el triunfo en competición nacional. El partido, además, supone el inicio de una serie de cuatro salidas consecutivas para un equipo que no volverá a jugar en La Fonteta hasta el 15 de enero.

Enfrente estará un Joventut con idéntico balance en la clasificación y que también está ya clasificado para la Copa. Tras sumar nueve victorias en sus primeros doce partidos de la ACB, los hombres de Carles Duran querrán hacerse fuertes en una pista en la que solo han podido ganar el Real Madrid y el San Pablo Burgos para romper una dinámica que es de tres derrotas en sus últimos cuatro partidos. Además, el hecho de haber descansado este fin de semana le da una ventaja 'extra' de cara al choque. El extaronja Pau Ribas es baja por una rotura en los isquiotibiales de su pierna derecha y el joven base letón Arturs Zagars no pudo jugar el último partido de los suyos debido a una pubalgia y es duda. Por otra parte, la Penya ha recuperado en los últimos compromisos al alero Shawn Dawson tras superar su lesión en la rodilla derecha.

Bajas 'taronja'


El Valencia Basket afronta este choque con las bajas seguras de Vanja Marinkovic, que continúa con la recuperación de su operación en el hombro, y de Bojan Dubljevic, que ya no participó en el último encuentro tras haber comunicado el club que un jugador de la plantilla había dado positivo en COVID-19. En este choque podría reaparecer el base Guillem Vives, aunque dado que ya no existe tanta necesidad de ganar también podría retrasarse su reaparición al choque de la Euroliga ante el Barcelona del próximo jueves.

Jaume Ponsarnau


El entrenador taronja destacó de su rival en la previa que es un equipo «muy bien armado, conceptualmente muy rico. Un equipo con mucho talento y mucho equilibrio. Tener un jugador como Ante Tomic que genera tanta atención y que encima tiene tanto pase, eso les da mucha calidad. Pero no solo es Tomic. Tienen muchos jugadores que hace tiempo que juegan juntos, se encuentran muy bien, están siempre preparados para castigarte y saben competir los partidos». Es por ello que destacó que «tenemos el máximo respeto a un equipo muy bueno y que aspira a todo».


Carles Durán


El técnico del Joventut, y ex del Valencia Basket, señaló que espera que se vea la «mejor versión» de su equipo para intentar superar a los de La Fonteta. Ello pasa, según Duran, por ser «defensivamente sólidos» ya que se miden a un rival que califica de «transatlántico» y que cuenta «con muchos recursos ofensivamente ». «El Valencia lleva años haciendo muy bien las cosas y compitiendo con los equipos más potentes. Está haciendo un baloncesto muy bueno con una rotación muy amplia de muy buenos jugadores », subrayó el preparador de Vilassar de Mar .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook