21 de enero de 2021
21.01.2021
Superdeporte
EUROLIGA
ASVEL Villeurbanne9077Valencia Basket

El Valencia Basket no puede con la maldición del Astroballe

Los taronja suman su sexta derrota en la pista del Asvel y se complican el Top-8 al caer ante el penúltimo

21.01.2021 | 23:11
El Valencia Basket no puede con la maldición del Astroballe

Los precedentes en el Astroballe no podían ser peores, con cinco derrotas en competiciones europeas. Y los taronja volvieron a caer (90-77) pese a salir con la máxima intensidad desde el inicio para romper con esa estadística e intentar vencer al penúltimo de la Euroliga, el Asvel Villeurbanne del extaronja Antoine Diot.

Nikola Kalinic fue el encargado de tirar del carro en los primeros minutos con seis puntos consecutivos, pero los taronja no lograron abrir brecha en el marcador y Bakjo y Yabusele dieron la vuelta al marcador a mitad de cuarto (10-8).

A pesar de un parcial de 0-6 para los taronja con canastas de Williams, Hermannsson y Labeyrie, los locales reaccionaron para acabar empatando el primer cuarto (17-17).

Un reaparecido Moustapha Fall y Kahudi abrieron el marcador en la reanudación y aunque Van Rossom, Hermannsson y Sastre devolvieron la ventaja a los taronja, los locales fuero castigando el aro taronja con mayor acierto en el tiro y triples de Walton Jr. y Yabusele, una amenaza constante para los taronja.

Con 38-30 en el marcador y a menos de dos minutos para el final, Ponsarnau se vio obligado a pedir un tiempo muerto, instantes después de dar entrada a Vanja Marinkovic tras varios meses de lesión y necesitado de puntos para recortar diferencias.

Apenas pudo entrar en juego y los taronja se fueron al descanso con seis puntos de desventaja (40-34). Los de Ponsarnau sufrían en defensa y en el rebote, pero el paso por vestuarios cambió la cara del partido, al menos por unos momentos.

Dos triples de Van Rossom y otro seguido de Derrick Williams, que precedió a dos tiros libres de Kalinic, pusieron de nuevo por delante al Valencia Basket (42-45), pero los taronja empezaron a tener problemas para frenar la amenaza anotadora de Hayes, quien unido a un triple de Howard y al acierto de Hayes, dieron nueva ventaja a los locales (56-52).

Los taronja se atascaban, solo Kalinic podía anotar desde la línea de tiros libres y un triple final de Kahudi disparaba a los de Parker hasta el 61-54 del primer cuarto.

El Valencia Basket ya no tenía margen de error, necesitaba puntos y no podía contar con Klemen Prepelic, que fue duda hasta última hora tras el proceso vírico que le apartó de los últimos encuentros.

Un escenario complicado del que el Valencia no supo sobreponerse, con un triple de Howard que agrandó la diferencia al inicio del último período.

Kalinic, que había recibido una técnica en el tercer cuarto, volvía a forzar falta y tiro, pero Hayes, Strazel y Howard seguían castigando el aro taronja y la ventaja de los locales aumentaba minuto a minuto, llegando a ser de 70-56 a falta de poco más de siete minutos.

Un 2+1 de Tobey y un tiro libre de Van Rossom daban algo de oxígeno, pero el Asvel no perdía los nervios y siguió anotando con facilidad por medio de Walton Jr. y Howard (75-60).

Ponsarnsau volvía a recurrir a Marinkovic en busca del milagro en forma de triples, pero los taronja no encontraban la forma de hacer daño al rival y solo en acciones aisladas lograban anotar ante un Asvel que llegó a ponerse a 19 puntos (79-60) a cinco minutos del final del partido.

Un triple y cinco puntos consecutivos de Guillem Vives daban aire a los visitantes, los taronja empezaban a presionar en todo el campo y forzaban algunos errores en el tiro de los franceses. Pero lo que ganaban en defensa no lo aprovechaban en ataque. Hermannsson fallaba un triple, San Emeterio un tiro de dos tras acción individual y solo Pradilla anotó bajo el aro a falta de menos de tres minutos. Con 79-67, Parker paró el partido para cambiar la inercia del mismo.

Y lo hizo Norris Cole aumentando la diferencia hasta los 14 puntos (81-67). Aún así, los taronja mantenían la fe y con un parcial de 0-6 con tiros libres de Pradilla y San Emeterio y una canasta posterior de Tobey, forzaron aún otro tiempo muerto de los locales (81-73).

Quedaba tiempo, pero los locales volvían a anotar con facilidad y Diot sentenció a su exquipo con dos canasas que acabaron poniendo el 90-77 en el marcador. Una derrora inesperada que vuelve a complicar la pelea por entrar en el Top-8. Las ausencias se notaron demasiado.

Estadísticas interactivas del partido

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas