04 de febrero de 2021
04.02.2021
Superdeporte
EUROLIGA
Valencia Basket 105103CSKA Moscú

Épica victoria hacia el Top-8 tras dos prórrogas de infarto

Un gran Valencia Basket liderado por Prepelic y Kalinic tumba al CSKA Moscú de un Mike James que sumó 37 puntos

04.02.2021 | 23:43

El partido no le llegaba en el mejor momento ni para el Valencia Basket ni para el CSKA Moscú, pero ambos disputaron un partidazo en el que el Valencia Basket acabó llevándose el gato al agua tras dos prórrogas (105-103) pese al récord de puntos de un estratosférico Mike James que falló el tiro que les habría dado la victoria.

Sin los lesionados Vives y Sastre y con al ausencia de San Emeterio por su positivo en Covid-19, Ponsarnau apostó de inicio por Van Rossom, Marinkovic, Kalinic, Derrick Williams y Tobey, aunque el '5' tuvo que dejar su puesto a Dubljevic poco después cargado ya con dos faltas personales.

Bolomboy y Hilliard abrieron el partido, pero el Valencia Basket no se dejó intimidar y la rápida reacción de la mano de Kalinic y Marinkovic ponía la primera piedra del dominio taronja en el primer cuarto, que concluyó 25-17 tras un espectacular triple de Prepelic sobre la bocina instantes después de otro de Kalinic.

El póquer balcánico de los taronja hacía daño a los de Dimitris Itoudis y a ellos se les unió un inspirado Hermannsson que tras anotar seis puntos en los primeros diez minutos, empezó el segundo cuarto con un nuevo triple que, unido a otra canasta de Kalinic, obligó al técnico visitante a parar el partido para frenar la sangría con 30-17 en el marcador.

Un punto de inflexión clave para los suyos, ya que aunque el intercambio de canastas inicial permitió mantener las diferencias, el despertar de Mike James se convirtió en toda una pesadilla para los locales, hasta el punto de llegar al descanso con 15 puntos y cuatro triples sin fallo. Solo Prepelic, inspirado también desde la línea de 6,75, respondía al base estadounidense, que volvía a jugar después de varios encuentros apartado del primer equipo moscovita.

A pesar de ello, y de un triple final de Hackett, los taronja llegaron al descanso con cuatro puntos de ventaja, gracias a la ligera superioridad en el rebote y al mejor acierto desde la línea de tres.

El Valencia Basket había tenido contra las cuerdas al CSKA, pero el hasta hace poco líder de la competición demostró el porqué de su privilegiada posición y se agarró al partido con toda una segunda parte por jugar.

De nuevo Marinkovic agrandaba la brecha con un triple, pero Voigtman y James castigaban el aro taronja desde el exterior y compensaban también las dos canasta de Tobey bajo el aro, para ponerse por delante a los tres minutos de la reanudación (52-53).

Los locales tenían que mantener la calma, pero un parcial de 0-8 con triples de Mike James y Strelnieks y un mate de Antonov, obligó a Ponsarnau a pedir tiempo muerto para reordenar al equipo y cortar la racha del CSKA.

Dicho y hecho. Un triple de Dubljevic y cinco puntos consecutivos de Prepelic volvían a poner por delante a los taronja (64-63) a pesar de dos tiros fallados por el capitán y una pérdida que aprovechó Kurbanov para machacar el aro. El marcador ya no se movió hasta el final del tercer cuarto, con todo por decidir en los últimos diez minutos y clara superioridad taronja en el rebote.

Strelnieks no tardó en darle la vuelta al marcador, pero Prepelic, de nuevo desde la línea de 6,75, devolvió la ventaja a los taronja, con 17 puntos ya en su haber.

Una pequeña diferencia que aumentó gracias a una gran acción individual de Hermannsson (en uno de sus mejores partidos de taronja) y a un 2+1 de Dubljevic, que puso el 72-65 en el marcador.

Un tiempo muerto cambió la inercia del duelo y Strelnieks, Voigtman y Mike James volvieron a meter en el partido al CSKA, con 74-72 a falta de menos de cinco minutos. Ponsarnau daba descanso a un Dubljevic en dobles figuras (con 12 puntos y 10 rebotes) y Voigtman empató el partido segundos después.

Cada balón valía su peso en oro y más si se sumaba de tres en tres, como logró Labeyrie con dos triples. Lástima que respondieran también James y Kurbanov desde 6,75. Kalinic daba un respiro pero Kurbanov empató de nuevo con otro triple (82-82). Y llegó la polémica. Una falta de James se convirtió en ataque para Prepelic y en técnica de Ponsarnau a 47 segundos del final. El base anotó dos tiros Tobey empató después y el partido se fue a la prórroga.

Una y otra vez los jugadores iban a la línea de tiros libres y un espectacular Kalinic mantuvo vivo al Valencia Basket con cinco puntos consecutivos cuando perdían 89-93. Pero Hermannsson falló uno de los dos tiros libres que le habrían dado la victoria y se llegó a una segunda prórroga.

Voigtman y un Mike James de récord con 37 puntos complicaban la victoria, pero de nuevo un magistral Kalinic decidió después de un triple de Van Rossom. Un triunfo épico para reengancharse al Top-8 y poner fin a la mala racha en la Euroliga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook