11 de febrero de 2021
11.02.2021
Superdeporte
Real Madrid8574Valencia Basket

Reacción tardía y adiós a la Copa

La pésima primera parte y la falta de acierto de tres penalizó a los taronja, pese a que llegaron a ponerse a seis puntos tras perder de 21

11.02.2021 | 23:36

Adiós a la Copa a las primeras de cambio. El Valencia Basket no pudo ampliar su buena racha y se vio superado por el Real Madrid tras una primera parte para olvidar y una reacción tardía tras el descanso que no impidió el 85-74 final.

La normativa obligaba a hacer un descarte para cumplir con el mínimo de jugadores de formación local y tal y como era de prever, fue Derrick Williams el elegido por Ponsarnau para 'descansar' ante el Real Madrid.

El técnico apostó de inicio por Van Rossom, Marinkovic, un recuperado Kalinic, Labeyrie y Dubljevic y los taronja tomaron el mando en los primeros instantes gracias a cinco puntos consecutivos de Van Rossom. Una ventaja que se esfumó enseguida con dos triples de Thompkins y otros dos de Carroll, antes de la explosión anotadora de Gabriel Deck.

El argentino encontraba hueco una y otra vez para penetrar a canasta y acabó el primer cuarto con 10 puntos. Los taronja no lograban anotar de tres y los de Laso eran muy superiores tanto en rebotes como en asistencias, lo que se tradujo en un preocupante 29-17 tras los primeros diez minutos.

Dos tiros libres de Thompkins aumentaban la diferencia a un +15 para los blancos, pero Prepelic y un triple de Marinkovic (el primero de los taronja a los 15 minutos de partido) daban alas a los de Ponsarnau en su intento de remontada.

Tobey empezaba a hacer daño en la pintura y Hermannsson y Kalinic redujeron la diferencia a 7 puntos (44-33). El Valencia Basket se metía en el partido y tuvo posesión para ponerse a cuatro, pero un error en el tiro y una canasta rápida de Causeur volvió a agrandar la brecha. Y más aún cuando Llull y Rudy encadenaron dos triples que, sumados a un tiro libre por técnica a Klemen Prepelic, pusieron un inquietante 49-34 en el marcador al descanso. Y todo con un solo triple taronja de doce intentos en los primeros 20 minutos.

«Tenemos que cambiar la castaña de partido que estamos haciendo» decía Ponsarnau a Movistar antes del inicio de la segunda parte. Y no era para menos. La reacción no podía esperar ni un segundo y Dubljevic redujo diferencias en la reanudación. Pero pareció un espejismo. Los anfitriones, con dos canastas de Carroll y el acierto de Thompkins, Tavares y Deck pusieron un +21 en el marcador (59-38).

Pero cuando todo parecía perdido, el orgullo taronja y los triples de Prepelic y Van Rossom permitió hacer un parcial de 0-11 y reducir la diferencia a solo diez puntos (59-49), obligando a Laso a parar el partido a tres minutos del final del tercer cuarto.

El tiempo muerto no enfrió a los taronja y un espectacular Van Rossom amplió el parcial a 0-15 para poner al Valencia Basket a solo seis puntos (59-53). Tavares rompió casi cinco minutos de sequía anotadora de los suyos, Deck llegaba a los 17 puntos y Kalinic pudo reducir la diferencia a ocho puntos (63-55).

Con diez minutos por delante, aún había opciones, pero el partido se metió en un intercambio de canastas que no beneficiaba a los taronja y Deck y Thompkins volvían a castigar el aro taronja una y otra vez (74-62).

Los nervios aparecían en la pista, costaba ver aro con facilidad y un triple de Llull pareció sentenciar el partido al poner el 80-64 a 3:17 del final. Solo cabía esperar un milagro y los taronja lo intentaron con triples de Hermannsson y canasta de Kalinic y Van Rossom, pero no fue suficiente. La Copa ya era historia y un mate de Thompins cerró el 85-74 final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook