02 de abril de 2021
02.04.2021
Superdeporte
EUROLIGA
Alba Berlín 8690Valencia Basket

A la Euroliga se va por La Fonteta

Espectacular remontada ante el Alba Berlín, que deja el Top-8 para la final ante Baskonia

02.04.2021 | 21:02

Gran remontada del Valencia Basket para seguir vivo en la Euroliga hasta el final, la final que disputará ante Baskonia en La Fonteta y en la que se jugará el Top-8, y con ello el billete para la próxima temporada en la máxima competición continental. Y eso que ante el Alba Berlín de Aíto García Reneses llegó a ir perdiendo de 18 puntos en el segundo cuarto. Pero la reacción de la mano de Prepelic (24 puntos) y de un Williams (15 puntos) sensacional en el momento justo del último cuarto permite a los taronja seguir soñando hasta el final. Eso sí, habrá que ganar al Baskonia y esperar que los resultados del Zenit y del Real Madrid ayuden.

El Valencia Basket salió de azul con Ponsarnau apostando por los pesos pesados, con Labeyrie, Van Rossom, Dubljevic, San Emeterio y Sastre. Pero pese al primer tripe del belga, los locales encontraron un parcial de 10-0 de inicio, entre las imprecisiones y los errores en el tiro, como cuatro triples fallidos. Tras seis minutos sin anotar y un 13-3 con un parcial de 13-0 (m. 6) Jaume Ponsarnau pidió tiempo muerto. La dolorosa derrota ante el Olympiacos obligaba a reaccionar y agotar los cartuchos para el Top-8 y el billete a la próxima Euroliga. Y más ante un Alba Berlín que pese a su peor clasificación ha sido agraciado con licencia temporal de Euroliga para las dos próximas temporadas.

Ponsarnau cambió todo el quinteto, con Vives, Prepelic, Kalinic, Williams y Tobey. Hubo reacción, pero dos triples seguidos de Schneider, más otro de Eriksson, ampliaron la diferencia a 13 puntos, la máxima ventaja, que ponía el partido muy cómodo para los de Aíto García Reneses. El cuarto se cerró con otro triple fallido de Kalinic. Un 11 por ciento de efectividad con solo un acierto en 9 tiros triples, y un 40 por ciento en los de dos, frente al 50 por ciento de los alemanes en ambas facetas, hablaba por sí solo.

El segundo cuarto arrancó con una canasta de Fontecchio solo bajo el aro y la brecha de 15 puntos. Solo de tiros libres parecía recortar, pero el Alba la devolvía con triple de Grangers, y tras otro de Kalinic, uno nuevo de Eriksson, forzando además la falta. No había manera. El agujero era ya de 18 puntos. Apareció Prepelic, que encadenó dos triples, a los que replicó el extaronja Luke Sikma con el mate de su vida. El rebote ayudaba a los de Ponsarnau, que parecían reducir poco a poco la sangría.

Prepelic, con tres triples en este cuarto (39-28) obligó a Aíto a parar el partido. El esloveno sumaba ya 14 de los 30 puntos del Valencia. Una genial asistencia a Van Rossom, y otro triple de Kalinic, con dos tiros libres además, redujo la distancia a casi un solo dígito, pero las rotaciones de los germanos les permitieron superar los 50 puntos antes del descanso. Faltaba más contundencia en defensa ante un Alba Berlín que seguía mandando, pese a los 4 de 5 triples de Prepelic que mejoraron la estadística desde los 6,75 metros al 44 por ciento, aunque solo 4 aciertos de 11 tiros de dos. 27-29 para el Valencia Basket en en este cuarto.

El Alba Berlín había marcado el ritmo del partido, y el Valencia Basket había aguantado a base de puntos, pero había que parar a los germanos mejorando en defensa. Tobey y Vives bajaron a 8 puntos la ventaja. Los taronja eran otros, obligando a tirar a los de Aíto sin comodidad. Una jugada coral que remató Tobey, y un mate de Williams (58-53), con Prepelic organizando obligaron a Aíto a parar de nuevo el choque, ante la menor diferencia en todo el partido, 5 puntos.

La conexión Prepelic, Williams y Tobey mantuvo vivos a los taronja, y fue este último el que igualó el encuentro con un mate. Lo más difícil se había conseguido. Aíto sacó al gigante Christ Koumadje para cerrar la puerta en la zona, a lo que siguió un triple de Eriksson que volvía a abrir brecha (68-61), por lo que Ponsarnau pidió tiempo muerto ante el cambio de guion de los germanos. Se acabó el cuarto con 70-64, pero 17-22 para los taronja. Y 54 por ciento en tiros de dos. Bastante mejor que en la primera mitad.

El cuarto decisivo arrancó con un parcial de 4-0 para el Alba, y un nuevo tiempo muerto al aumentar a 10 puntos la desventaja de los taronja. Y la reentrada a pista de Prepelic, que había descansado unos minutos, y que aumentó su cuenta de triples a la primera (74-67, m. 32). Sin embargo, tres nuevos tiros errados desde los 6,75 metros lastraron al Valencia Basket en el marcador. A un mate de Williams respondió Mattisseck con triple (79-73).

Los dos primeros puntos de Dubljevic en todo el partido desde la línea de tiros libres y otra canasta de Williams acercaron a dos a los taronja, y Kalinic empató a 2:43 para la bocina. Tras el tiempo muerto, una contra de Van Rossom llevó a un mate de Williams con el que el Valencia Basket se puso por delante por vez primera (83-85). Fontecchio respondió de triple (86-85), pero Williams volvió a resultar decisivo, aumentando la cuenta desde tiro libre el estadounidense y Van Rossom (86-90).

El Valencia Basket se mereció el triunfo tras lograr darle la vuelta al partido, gracias al acierto de Prepelic en el tercer cuarto y el de Williams en el último (16-26 para los taronja). Una victoria vital para seguir vivo en la lucha por el Top-8 que tendrá su gran final ante Baskonia en La Fonteta, partido con el que concluirá la fase regular de la Euroliga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook