09 de abril de 2021
09.04.2021
Superdeporte
EUROCUP WOMEN
Carolo Basket 6880Valencia Basket

Exhibición taronja hacia la final con una imperial Raquel Carrera

La pívot gallega sumó 22 puntos y 27 de valoración en ausencia de Laura Gil y antes de jugarse el título con el Reyer Venezia

09.04.2021 | 22:06

A un paso de la gloria. El Valencia Basket ya está en la final de la Eurocup Women tras ganar este viernes al Carolo Basket (68-80) y el domingo se enfrentará al Reyer Venezia en busca del primer título de su historia.

Un duelo al que las taronja llegan con la moral por las nubes tras el partidazo de semifinales, en el que las de Rubén Burgos fueron infinitamente superiores desde el primer minuto a excepción del tercer cuarto, con una Raquel Carrera imparable en la pintura, con 22 puntos, 8 rebotes y 27 de valoración.

La gallega formó pareja interior con Trahan-Davis en el quinteto inicial junto a Cristina Ouviña, Queralt Casas y Rebecca Allen. Y a sus 19 años se convirtió en una auténtica pesadilla para el conjunto francés, que vio cómo la pívot anotaba 8 puntos en los primeros minutos.

El técnico galo, Romuald Yernaux, tuvo que parar el partido a los dos minutos y medio con tras un parcial de 2-9, pero lejos de cambiar la dinámica del partido, la brecha fue aumentando hasta un esperanzador 2-16 después de seis minutos.

La igualdad de la primera semifinal contrastaba con la exhibición taronja, que fue a más hasta llegar al 8-27 al final del primer cuarto, en el que también brilló Rebecca Allen con 5 puntos y 5 rebotes.

Al acierto en el tiro se sumaba la intensidad defensiva, con continuos robos de las taronja. Y aunque no se pudo mantener el mismo ritmo en el segundo cuarto, la ventaja no bajaba nunca de los 20 puntos, con Queralt asumiendo la responsabilidad ofensiva antes del descanso con 10 puntos y con María Pina cerrando la primera parte con un triple sobre la bocina que hurgó aún más en la herida de las francesas, con un 24-48 en el marcador.

Unos puntos de las exteriores a los que se sumaron los de las pívots Marie Gülich, Raquel Carrera y Trahan-Davis, que se multiplicaron en ausencia de la lesionada Laura Gil, presente a pesar de ello en Hungría a la espera de ver si se puede recuperar a tiempo para la final ante el Reyer Venezia.

La superioridad taronja era total tanto en el tiro como en rebotes y asistencias, pero el Valencia Basket se vio sorprendido en la reanudación con un parcial de 14-3 que obligó a Rubén Burgos a parar el partido a los cuatro minutos.

Los triples de Pouye reducían la diferencia hasta los diez puntos (41-51). Ver para creer después de lo visto en la primera parte. Pero el Carolo empezaba a jugar más como equipo y los nervios aparecían en las taronja, con dificultades para anotar hasta que lo hizo Cristina Ouviña a los seis minutos de la reanudación.

La aragonesa y de nuevo Raquel Carrera desde la línea de tiros libres primero y con una bandeja después, daban aire a las de Rubén Burgos, que frenaban la sangría recuperando los 15 puntos de ventaja (42-57).

Pero cuando las aguas volvían a su cauce, una canasta de Turner y dos triples de Diallo y Bouderra metían de nuevo el miedo en el cuerpo a las taronja, con solo ocho puntos de ventaja que por suerte acabaron siendo diez tras dos tiros libres de Anna Gómez y una buena defensa en la última posesión del tercer cuarto, al que se llegó con 50-60 en el marcador.

Las de Romuald Yernaux igualaban fuerzas en rebotes y asistencias y mejoraban sus porcentajes de tiro ante un Valencia Basket al que le costaba ver aro.

Marie Gülich anotaba en la reanudación, pero Pouye y Diallo volvían a poner al Carolo Basket a solo 8 puntos (54-62) con otros tantos minutos por jugarse.

Cuando a alguna podía empezar a temblarle la mano apareció de nuevo una espectacular Raquel Carrera para sumar cuatro puntos que, sumados a un tiro libre de Trahan-Davis, ampliaban la renta a 54-67 a falta de seis minutos.

La experiencia de la estadounidense, un estratosférico triple de Rebecca Allen y el empuje de Carrera y Queralt devolvían los 15 puntos de diferencia (65-80).

Con poco más de un minuto por jugar, ya se podía celebrar la victoria. El billete a la final estaba en la mano y solo faltaba dejar pasar los segundos. Pero la alegría lo fue menos por un golpe recibido en la cara por Marie Gülich que le obligó a retirarse. Con la baja de Laura Gil por lesión, su baja puede ser una losa de cara al domingo, pero quedan 48 horas y seguro que hacen lo máximo para no perderse la final.

Tras la de la Copa de la Reina, el Valencia Basket vuelve a estar a un paso de un título y además europeo. Cuarenta minutos para soñar y estrenar el palmarés femenino del club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook