El Valencia Basket, tras no haberse ganado una plaza para la próxima Euroliga como uno de los ocho primeros en la fase regular de la actual edición, está abocado a tratar de clasificarse para la Eurocup como vía para disputar de nuevo la máxima competición del baloncesto continental en la campaña 2022-23.

Aunque aún quedan dos invitaciones por asignar, la normativa aprobada en 2019 da prioridad al campeón de la liga Adriática para una de ellas y todo apunta a que la otra será para el Zenit San Petersburgo. El consejero delegado de la Euroliga, Jordi Bertomeu, recordó hace unos días que la puerta de entrada a la Euroliga de los equipos de Francia, España, Alemania, Italia, Grecia y Turquía es la Eurocup, desde la que el Valencia Basket ya se ha clasificado en todas sus participaciones.

El club valenciano y el ALBA Berlín, al haber accedido desde la Eurocup, se disputaban en la Euroliga 2019-2020 (anulada por el covid-19) y en esta, una plaza para la siguiente edición, pero necesitaban quedar entre los ocho primeros de la fase regular. Tras la victoria del Zenit San Petersburgo este lunes, el Valencia cayó al noveno puesto y se queda sin ese premio.

En el caso del equipo alemán ha sido cuarto por la cola, pero hace unos meses la organización le concedió una invitación de dos temporadas por la importancia que en su expansión tiene el mercado alemán. Con su novena posición, el Valencia permitirá que tanto el ganador de la actual Eurocup como el finalista 'asciendan' a la Euroliga. El AS Monaco, primer finalista, ya sabe por tanto que se estrenará en el torneo y la Virtus Bologna y el Unics Kazan se disputarán la segunda plaza.

Habrá al menos tres plazas para la próxima Eurocup para equipos de la ACB pero desde la organización dan por hecho de que en el caso de que el Valencia Basket no acabara entre los tres mejores de la liga sin contar con el Real Madrid, el Barcelona y el TD Systems Baskonia (que tienen plaza segura en la Euroliga), habría una plaza para el club valenciano.

El Valencia, si no hay sorpresa, afrontará una nueva participación en una Eurocup cuyo palmarés domina por haberla ganado en cuatro ocasiones y lo hará por primera vez con la certeza de que llegar a la final le bastará para ir a la Euroliga, siempre que uno de los dos equipos que accederá esta campaña desde la Eurocup no se haga con la plaza a la que él mismo optaba. Si lo hace, deberá volver a ganar el título para regresar.

También te puede interesar: Bojan Dubljevic cumple 500 partidos como taronja