13 de abril de 2021
13.04.2021
Superdeporte
EUROCUP WOMEN

"Ojalá esto nos dé un empujón para ganar la liga"

Queralt Casas, MVP de la final, y el técnico Rubén Burgos, advierten que aún queda otro reto por delante

13.04.2021 | 09:35
Recibimiento de aficionados y familiares en el aeropuerto.

Felicidad máxima entre la expedición del Valencia Basket a la llegada a Manises, donde el entrenador Rubén Burgos y la MVP de la final, Queralt Casas, coincidieron en el hecho de no dar la temporada por concluida y centrarse ahora en el otro importante reto que el equipo tiene por delante.

«Ojalá esto nos dé un empujón, una energía extra para poder ganar la liga. Para creer en nosotras mismas, que somos muy, muy buenas cuando nos lo proponemos», señaló la escolta catalana. «Mañana -por este martes- tenemos entrenamiento individual ya pensando en Lugo. Al margen de las celebraciones merecidas y necesarias, la cabeza está en Lugo. Mis ayudantes algunos ya estaban en el avión con el ordenador preparando los pequeños detalles a modificar del Ensino», corroboró el técnico de Ribarroja, para el que «la liga pasa por unos cuartos de final, primero eso y luego las semifinales que implicarán optar al título. Pero quedan tres pasos duros».

Y es que, continuó Burgos, «este club tiene como objetivo ganar títulos, cada vez ganar más. Hay una hoja de ruta y un camino a recorrer, y a este equipo le toca avanzar en pasos. Estamos contentos de haber acelerado más ese proceso y de que no pare esto». No obstante, Queralt Casas confesó que aún estaban «asimilándolo, es algo muy fuerte. Estamos muy felices, seguimos haciendo una temporada muy buena y creo que los títulos son la mejor recompensa. Nos lo merecíamos y hemos podido traer la Copa. Costó mucho, el final lo veíamos un poco crudo, pero creímos y tenemos aquí el título».

Sobre ese final, precisamente, Burgos explicó que «la decisión que tomamos fue hacer algo conocido, no algo raro, diferente ni especial para ese momento. Algo en lo que sintiéramos seguros y una jugada que ya hubiéramos puesto en práctica en otros partidos. Las jugadoras creyeron, salió bien, pero ahí también juega un poco la suerte y el talento».

Final de alto nivel

Entrando de lleno en lo que fue la final, el preparador valenciano subrayó que «fue un partidazo, no sólo por el final que parecía que estaba guionizado. Fue un partido de super acierto, de mucho nivel, el rival era buenísimo, con gran calidad en sus jugadoras. Para el espectador fue espectacular, aunque para nosotras fue duro agarrarnos al partido. Tuvimos mucha fortaleza mental, de creer hasta la última acción y hasta prácticamente la última defensa que casi nos sale. Fue una pasada, fue muy chulo y estoy muy contento por ello».

Y es que ese final pasará a la historia de la competición. «He visto la última jugada unas cuantas veces y se me pone la piel de gallina. Literal. En el momento no me puse nerviosa pero viéndolo sí. Digo, y si la llego a pasar un poco más baja, o a Raquel le tiembla la mano, empiezas a pensar pero bueno, da igual, tenemos el título. Lo hemos conseguido y es lo más importante», explicó Casas, que en los tiros libres de Raquel Carrera aparecía detrás en la imagen haciendo el gesto de rezar cuando «no sé ni rezar. Por favor, decía por favor, no rezaba€ A cualquiera le temblaría el brazo y ella metió los dos tiros libres», concluyó la catalana.

También te puede interesar: Agenda y horarios de las celebraciones de la Eurocup Women

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook