No pudo ser. El Perfumerías Avenida fue mejor en el tercer y definitivo encuentro de la final de la Liga Femenina Endesa y el título se quedó en Salamanca. El séptimo para el cuadro charro. El Valencia Basket demostró, al igual que todo el curso, orgullo y carácter, aunque la falta de acierto en momentos clave acabaron costándole una derrota que no empaña, ni de lejos, la histórica temporada de la plantilla dirigido por Rubén Burgos. Subcampeonas de la Liga Femenina Endesa, de la a Copa de la Reina y campeonas de la Eurocup Women. Ahí es nada para un equipo que hace cuatro campañas estaba en Liga Femenina 2, y que este curso ha tenido un papel protagonista regalando a todos los aficionados una final espectacular en la comepetición doméstica a pesar de la baja de Laura Gil.

Arrancaron las valencianas con las ideas mucho más claras, sobre todo porque la defensa les funcionó a la perfección en los primeros compases. Desde ahí el equipo corría e iba creciendo en ataque para, tras un triple de Allen, poner la primera renta clara en el marcador (2-9; min. 3). Roberto Íñiguez no iba a esperar más. Lo paró de inmediato para ajustar líneas, a lo que Rubén Burgos respondió con una zona 2-3 tras el tiempo muerto.

El Valencia Basket aguantaba el tipo aunque menos fluido en el aspecto ofensivo, y llegaban las primeras rotaciones. El Perfumerías Avenida lo aprovechaba para imprimirle una marcha más al encuentro, lo que terminó de frenar la producción taronja y les permitió dar la vuelta al encuentro (12-11; min. 7). Los triples de Katie Lou Samuelson y Cazorla empezaban a hacer daño, pero ahí estaba Leticia Romero, muy importante en esos minutos para que el Valencia Basket cerrará el primer cuarto con ventaja (20-23; min. 10).

Los peor llegaría al inicio del segundo acto. Tres triples consecutivos (dos de Leo Rodríguez y otro Hayes) pusieron a las valencianas contra las cuerdas. Rubén Burgos cambiaba su defensa a individual, pero el dominio del choque era ahora del conjunto charro. Y más cuando comenzó a tener segundas opciones con el rebote ofensivo. El resultado fue un parcial de 17-5 que instauraba la máxima renta para el Perfumerías Avenida en el enfrentamiento (37-28; min. 15).

Había que reaccionar y el Valencia Basket lo hizo siendo fiel a su estilo. Desde la defensa. Luego, un triple de Allen aportó el oxígeno necesario para volver a creer y aferrarse a un encuentro en el que todo era posible. Sin embargo, en los minutos finales las locales supieron aprovechar mejor los pequeños detalles, en este caso las faltas y los tiros libres para marcharse al descanso cinco puntos arriba (42-37; min. 20).

Tras el paso por los vestuarios, las de La Fonteta estrecharon poco a poco los margenes (48-46; min. 25). El Valencia Basktet volvía a llamar a la puerta del partido de la mano de Trahan-Davis, pero la posibilidad de ponerse por delante se esfumó tras dos triples consecutivos de Cazorla y Katie Lou Samuelson, y una buena acción de Milic (56-46; min. 26). Todo un mazazo que obligó a Rubén Burgos a parar el encuentro con la máxima desventaja en el electrónico. Anna Gómez, con el Valencia Basket ahogado, rompió el parcial y se echó el equipo a la espalda. Bajo la batuta de la capitana el equipo sacó el carácter y logró reducir un tanto las distancias antes del último cuarto (57-50; min. 30).

Con la de Alfara del Patriarca a los mandos, que este jueves cumplía 35 años, las taronja lo siguieron intentando aunque siempre ya a remolque (65-53; min. 33). La final empezaba a ponerse muy cuesta arriba y los minutos iban pesando como una losa. El Valencia Basket, atenazado por los nervios, no daba con la tecla para acercarse en el marcador. Sin acierto, pese a contar con buenas opciones ofensivas, iba a ser imposible€ y así fue. Un triple de Leo Rodríguez, y otro de Silvia Domínguez tras una canasta de Queralt Casas ponían la puntilla a cuatro minutos del final (72-55; min. 37). La Liga se esfumaba, pero ni mucho menos empañaba una final espectacular y una temporada histórica del Valencia Basket.

También te puede interesar: Así fue el Perfumerías Avenida - Valencia Basket