Inmerso de lleno en la confección del nuevo proyecto del Valencia Basket, Esteban Albert aclaró que el hecho de disputar la próxima temporada la Eurocup Women o la Euroliga -depende de la decisión de FIBA Europa a finales de mayo- no va a tener ninguna incidencia en la plantilla que tiene ya muy perfilada de cara al próximo curso.

«La plantilla tiene un diseño que pensamos que puede competir en la Euroliga, evidentemente no para aspirar a ganar el título pero sí para competir. Es una plantilla muy equilibrada y, si conseguimos retener el bloque básico, tiene margen de crecimiento. Eso nos hace pensar que, independientemente de la competición que se juegue en Europa, es una plantilla solvente», explicó, en declaraciones a Levante TV, el coordinador de la sección femenina del club taronja.

En este sentido, recordemos que la base y capitana Anna Gómez, la también directora de juego Cristina Ouviña, la escolta Queralt Casas y la ala-pívot Laura Gil tienen una campaña más de contrato. También está confirmada la continuidad de la canterana Lorena Segura, mientras que Raquel Carrera acaba su compromiso con el club valenciano en 2024.

«El año pasado en la cesión con Araski ya se empezó a ver que estaba preparada para estar en un equipo como el nuestro. Su rendimiento no ha sido una sorpresa. Lo que más destaca son sus momentos de rendimiento muy alto, está en crecimiento y lo que tiene que conseguir es que esos momentos altos sean más regulares durante el año. Algo que se ve cada vez más. Estoy seguro que nos va a dar muchas alegrías en el futuro», señaló respecto a la interior gallega.

También habló, y dejó una pequeña ventana abierta a su continuidad, de la internacional valenciana María Pina, que acaba contrato y que apenas ha disfrutado de minutos en los últimos meses tras la grave lesión de rodilla que sufrió la pasada temporada. «Es una situación que estamos acabando de perfilar estos días. Tuvo una lesión importante la temporada pasada, ha terminado recuperada, e incluso ha jugado minutos en este tercer partido de la final. Hay que valorar muchas cosas antes de tomar una decisión definitiva», dijo.

En lo que no hay dudas, según confirmó el propio Albert, es en que el técnico Rubén Burgos siga al frente del equipo el próximo curso. «Desde el principio es una pieza básica en todo el proyecto. Él mismo diría que el cuerpo técnico es algo de lo que él se siente parte, pero que ve como un conjunto. Su trabajo es importante a la hora de dirigir a todo ese grupo y obviamente su crecimiento como entrenador es innegable, así como la experiencia que va cogiendo», indicó el de Ontinyent, para el que «es un técnico joven, con poco tiempo al máximo nivel, pero la gestión del grupo y los resultados del equipo en este tiempo no serían posibles sin él. Está haciendo muy buen trabajo y la idea del club, y la suya, es darle continuidad a este proyecto que tiene margen de crecimiento».

Por último, Esteban Albert insistió en que «hay que poner en valor la temporada y los resultados porque no es fácil repetir lo conseguido. Tenemos que asentarnos en ser un equipo difícil de ganar y que lucha por plantarse en finales».