El Valencia Baskte ha anunciado en comunicado oficial que la valenciana María Pina no seguirá en el equipo la próxima campaña. El club agradece y reconoce la aportación de Pina al equipo en las tres temporadas en las que ha vestido de taronja. Se trata de la segunda baja en la plantilla tras la ya anunciada de Laura Juskaite.

El comunciado dice así:

Valencia Basket quiere agradecer de una forma muy especial a María Pina, que tras terminar su contrato no seguirá en el Club la temporada que viene, su gran profesionalidad y dedicación durante los tres años en los que ha formado parte del primer equipo femenino taronja. María ha sido una jugadora ejemplar, haciendo siempre honor a la Cultura del Esfuerzo, y ha sido una referencia para los chicos y chicas de L'Alqueria del Basket.

La valenciana, que apostó por el Club antes incluso de saber si ascendería a la máxima categoría, llegó hace tres temporadas a Valencia Basket para empezar a construir el proyecto de Liga Femenina 1. En este tiempo ha sido una pieza fundamental en el asentamiento y la progresión del equipo en la categoría de oro del baloncesto femenino. María ha contribuido a conseguir el título de EuroCup Women, el primero en la historia del equipo, y los subcampeonatos de Copa de la Reina y LF Endesa. Además, ha sido una figura importante fuera de la pista como segunda capitana de la plantilla, ayudando en la unión y la cohesión del equipo en todo momento.

María no solo formará parte siempre de los corazones de la Familia Taronja, sino también de la historia del Club gracias a los números que ha hecho durante su trayectoria en el Valencia Basket dentro de la pista. La valenciana es 12ª en partidos con un total de 68 encuentros disputados (54 en LF Endesa, 13 en EuroCup Women y 1 en Copa de la Reina), 7ª en puntos con 58, 6ª en triples con 66 y 5ª en asistencias con 118.

El club quiere desearle a la jugadora toda la suerte del mundo en sus nuevos retos profesionales y recordarle que siempre formará parte de la Familia Taronja. La Fonteta será siempre su casa. ¡Gracias por todo, María!