El nuevo proyecto del Valencia Basket va tomando forma. Tras anunciar recientemente la incorporación de Nenad Dimitrijevic y la renovación de Sam Van Rossom, así como que Guillem Vives y Derrick Williams no seguirán en el equipo, la entidad taronja continúa avanzando en los siguientes frentes que tiene abiertos. Estos no son otros que resolver la situación del resto de hombres que acaban contrato el próximo 30 de junio. Es decir, Joan Sastre, Fernando San Emeterio y Vanja Marinkovic, además de la especial coyuntura con Nikola Kalinic. Una decisión en la que tendrá un gran peso la opinión del nuevo entrenador, Joan Peñarroya, así como el hecho de poder cerrar o no alguna de las operaciones que el Valencia Basket tiene abiertas actualmente en el mercado.

Precisamente, preguntado por SUPER sobre todo esto el pasado viernes en su presentación, el preparador de Terrassa se mostró muy prudente. «Cuando haya algo que anunciar lo diremos. Habrá que hacer alguna incorporación, venimos de una temporada de Euroliga con 14 fichas y este año no va a ser así. También hay jugadores y gente joven en LEB Plata que tengo que ver y, si se lo ganan, ver si pueden formar parte en los partidos. Las cosas a su tiempo. Son fechas para empezar a hablar», aseguró Peñarroya. 

Lo cierto, sin embargo, es que desde La Fonteta ya se han iniciado los contactos para ampliar la vinculación de uno de estos hombres. Se trata de Joan Sastre. El club le ofrece un contrato a la baja respecto a lo percibido en estas últimas campañas tras la prolongación y aumento de salario firmada en el verano de 2017. En ese momento, y tras la consecución de la Liga Endesa, el escolta balear era una de la piezas más codiciadas del mercado y el club quiso asegurarse así un ‘cupo’ de garantías para varias temporadas. La situación ahora es muy diferente.

Su rendimiento, debido en gran parte a las lesiones, dista mucho del de aquella temporada a pesar de haber seguido mostrándose como uno de los mejores defensores del equipo. Eso, sin embargo, no es suficiente para mantener su elevada ficha actual en un año de ajustes presupuestarios. De hecho, el Valencia Basket no lo ha incluido en el derecho de tanteo pues eso obligaría a negociar su renovación partiendo de un último contrato en el que, durante mucho tiempo, llegó a ser habitual en las convocatorias de Sergio Scariolo con la selección española.

Diferentes son los casos con Fernando San Emeterio y Vanja Marinkovic, sobre los que el club tiene una opción para prolongar su vinculación una temporada más. Ambos dependen en gran medida de las operaciones que hay en marcha en el mercado, y también de si finalmente se va a una plantilla de 12 o 13 jugadores. Algo que todavía no está del todo definido. Es en este último caso en el que el alero cántabro podría terminar teniendo cabida.   

Derechos deportivos sobre Kalinic y Will Thomas

El Valencia Basket incluyó a Nikola Kalinic el pasado viernes en el derecho de tanteo aunque es consciente de que su prioridad es jugar la próxima temporada la Euroliga. Los taronja se aseguraron así sus derechos en la ACB y, si llegara a algún acuerdo con otro club de la competición, podrían igualarla para retenerle. Algo que, al menos este verano, parece cada vez menos probable. De igual forma, mantiene la oferta cualificada que hace dos veranos presentó a Will Thomas, a la espera de conocer si presenta alguna de otro club de la Liga que la entidad de la Fonteta podría igualar para recuperarlo.

También te puede interesar: Primera final para el Valencia Basket 3x3