La Euroliga se le complica al Valencia Basket tras perder este martes por 48-56 ante el Schio en el primer partido de la fase previa de la máxima competición europea. Una derrota que lleva a las taronja a no depender ya de ellas para clasificarse y a tener que esperar este miércoles una victoria del Bourges para llegar al partido del jueves con opciones vía un triple empate. 

Laura Gil y Marie Gülich, titulares junto a Cristina Ouviña, Queralt Casas y Lorena Segura, pusieron el 4-0 en el primer minuto de partido, pero el Schio supo mantener la calma y, sumando de tres en tres con un 2+1 de Dotto y dos triples de Laksa y Jasmine Keys, dio la vuelta al marcador en un primer cuarto marcado por los malos porcentajes de tiro de ambos equipos y que terminó con un pírrico 10-11 a favor de las italianas.

El Valencia Basket volvió a tomar la iniciativa en la vuelta a la pista con un parcial de 6-0 protagonizado por Ángela Salvadores y una Jana Raman que está de vuelta hasta el regreso de Rebecca Allen y que no tuvo minutos en la final de la Supercopa.

Pero cuando las taronja lograban cinco puntos de renta (16-11), las italianas consiguieron un parcial de 2-10, con ocho puntos de Sottana y dos triples entre ellos.

Las de Burgos no estaban acertadas desde la línea de 6,75 y el Schio llegaba al descanso con seis triples y un parcial de 0-9 que empezaba a ensombrecer el panorama de las de Rubén Burgos, que llegaron al descanso con once puntos de desventaja (22-33) y siendo inferiores tanto en rebotes como en asistencias.

Kitija Laksa, con 13 puntos, era una auténtica pesadilla para las taronja, que volvieron a la pista tras el descanso con el mismo quinteto inicial a excepción de la entrada de Trahan-Davis por Laura Gil.

Sin embargo, fue Marie Gülich la encargada de dar oxígeno a las taronja con otro buen inicio de cuarto y cuatro puntos consecutivos. La defensa taronja, sin embargo, seguía sufriendo para frenar a las locales, aunque Laksa se tomara un descanso anotador. Gruda, Sottana y Keys seguían castigando el aro taronja y sumando triples para las de Georgios Dikaioulakos, mientras que las de Burgos seguían sin acierto desde más allá de la línea de 6,75, con un preocupante parcial de 0 de 9.

Solo Queralt y Laura Gil, al margen de Salvadores con un tiro libre, anotaron en lo que restaba de tercer cuarto, llegando a los últimos diez minutos con 13 puntos de desventaja (33-46).

El milagro pasaba por defender a tope la pista en busca de intentar robar balones para compensar así la falta de acierto en el tiro. Los primeros puntos caían de nuevo del lado taronja, con cuatro desde la línea de tiros libres con Ouviña y Raquel Carrera. Pero Laksa y Gruda volvían a castigar la defensa del Valencia Basket para mantener las diferencias e incluso aumentarlas por momentos.

Cuatro puntos consecutivos de Laura Gil y Trahan-Davis permitían a las taronja bajar de la barrera de los 10 puntos de desventaja, pero los puntos llegaban en cuentagotas y las dos grandes estrellas del rival cerraban cualquier opción de remontada pese al triple final de Ouviña, el primero del Valencia Basket en todo el partido, pero demasiado tarde, cuando quedaban ya menos de dos minutos para el final. Solo la base aragonesa volvió a sumar en los que restaba de partido con dos tiros libres para acabar siendo la máxima anotadora taronja con 9 puntos, pero fueron insuficientes para evitar la derrota por 48-56.

Ahora solo queda esperar una victoria del Bourges ante el Schio en el partido de este miércoles, para tener opciones de clasificarse el jueves intentando ganar a las francesas para forzar un triple empate.