Si no hay contratiempos en los próximos días, Joan Peñarroya podría recuperar a Van Rossom para el partido del próximo sábado ante el San Pablo Burgos, después de que el belga realizara este miércoles gran parte del trabajo con el grupo al mismo ritmo que el resto de compañeros.

El base, de baja desde hace casi un mes por una lesión en los isquios en el ecuador del partido inaugural de la Liga ACB contra Baskonia, dejaría así una enfermería en la que siguen Mike Tobey, Klemen Prepelic y Bojan Dubljevic, último lesionado al sufrir un esguince en el tobillo izquierdo en el encuentro del pasado fin de semana ante el Real Madrid.

Eso sí, aunque Van Rossom llegue a tiempo para entrar en la lista, muy probablemente el técnico solo podría darle algunos minutos para evitar riesgos en su regreso a las pistas y más teniendo en cuenta que están disponibles también Hermannsson y Dimitrijevic.