La exterior australiana del Valencia Basket Rebecca Allen se mostró convencida de que, pese a que el UMMC Ekaterimburgo tiene un equipo "de 'All Star'" (en referencia al partido entre las mejores jugadoras de la WNBA), tienen "opciones" de ganarle este viernes en la final de la Supercopa de Europa.

"Por supuesto que las tenemos. Además, sería muy malo entrar al partido pensando que no es así. Son un gran equipo con grandísimas jugadoras pero también nosotras lo somos y si jugamos juntas tenemos posibilidades de ganar", señaló en una entrevista con la Agencia Efe.

"Para tener opciones tenemos que mantener nuestro estilo, defender fuerte y jugar rápido, para compensar sus grandes individualidades", añadió la australiana, que cree que será vital también el apoyo de los aficionados que acudan a la Fonteta.

Allen, que se ha incorporado recientemente a su segunda campaña en el Valencia Basket tras haber disputado la WNBA, se mostró convencida de que el conjunto ruso sería un aspirante a ganar también la liga estadounidense.

"Seguro que lucharía por hacerlo. Han ganado seis veces la Euroliga, que es uno de los torneos más importantes del mundo, aunque es cierto que son estilos de juego tan diferentes que no son comparables", apuntó.

Allen, tras finalizar la pasada Liga femenina con el Valencia se fue a jugar a la WNBA, luego la interrumpió para disputar los Juegos Olímpicos, continuó la temporada en Estados Unidos y regresó al club de la Fonteta al finalizar esa competición. Por ese motivo, considera que ha vivido una etapa "muy especial".

"Uno de los principales retos ha sido saber cambiar de equipo y de competición continuamente", señaló la exterior, con la que el Valencia ha ganado los tres encuentros que ha disputado.

"Es algo bueno pero tengo que decir que el equipo, las compañeras y los técnicos, me lo han puesto muy fácil y me han ayudado mucho", destacó.

"Además, al ser la segunda temporada, ha sido mucho más fácil adaptarme que el año pasado. A mí me encanta el espíritu de este equipo, estoy muy cómoda y ha sido muy fácil encajar de nuevo", concluyó.