El alero del Valencia Basket Josep Puerto, que en este arranque de temporada ha visto multiplicados sus minutos y su protagonismo en el equipo, aseguró que no se conforma con lo que ha logrado hasta ahora y apuntó también que como equipo deben ser ambiciosos en sus objetivos y "soñar alto".

"A mí me gustaría no encasillarme como el típico 'tres' que defiende, tira de las esquinas y penetras a derecha. No me conformó con lo que tengo, quiero evolucionar", señaló en una entrevista con Efe.

De hecho, y aunque ha sido el único jugador de la plantilla sano que no ha sido convocado por su selección, Josep Puerto estuvo en la primera lista de veinticuatro que España mandó a la FIBA y no descarta poder dar el salto a la absoluta tras haber pasado por todas las inferiores.

"Sí, ¿por qué no? Si sigo trabajando así y sigo teniendo minutos y oportunidades en un futuro podré estar en una de las ventanas de clasificación… o en la selección (en verano)", afirmó.

Puerto aseguró que la confianza que le ha dado el técnico Joan Peñarroya ha sido clave en su buen arranque pero también admitió que lo ha sido haber podido contar con muchos minutos por la plaga de lesiones que arrastra la plantilla.

"En estas situaciones hay cosas buenas y malas. Cuando somos pocos tienes más minutos y más confianza y a mí lo que me gusta es jugar así que cuanto más mejor. Además, el entrenador tampoco se equivoca. Esa es la parte positiva, la negativa es la incertidumbre de no saber con quién vas a entrenar o jugar", reflexionó.

Confianza con Joan Peñarroya

"El entrenador me ha dado mucha confianza y, claro, me ha ayudado mucho que hayamos sido pocos por las lesiones y que yo no me haya lesionado. Eso me ha permitido estar mucho tiempo con Joan y con los compañeros y cada partido me he visto más asentado en el equipo y en más suelto", reflexionó.

"Tener más oportunidades, jugar más, estar más tiempo en la pista ha sido clave porque hay muchas cosas que vienen solas. Sentirte más asentado ayuda a estar más suelto dentro de la pista y a que surjan cosas que el año pasado no surgían", deslizó.

Además, Puerto alabó la manera de llevar el grupo del técnico catalán. "Estoy muy contento con él. Es muy cercano, sabe manejar muy bien las emociones de los jugadores y del grupo, sabe cuándo apretarte para que mejores y cuando dejarte algo más de espacio para que pienses tú. Gestiona muy bien el grupo, es claro y todo lo que dice se entiende. Va al grano", destacó.

La importancia de L'Alqueria del Basket

Puerto dijo que no se plantea si a partir de ahora va a jugar menos por la recuperación de algunos compañeros sino en dar "lo mejor" de él en cada entrenamiento y alabó el papel que han tenido los jugadores del filial de L'Alqueria del Basket en este arranque.

"Nos han ayudado mucho, para empezar porque sin ellos no podríamos hacer un cinco para cinco en los entrenamientos. Sobre todo, me ha gustado mucho el descaro que han salido a la pista, lo han hecho como uno más", subrayó.

Buen momento de forma

El valenciano apuntó que ahora mismo, tras haber encadenado cinco victorias seguidas entre la ACB y la Eurocopa, están en el "mejor momento" de la campaña hasta el momento.

"Hemos demostrado que podemos ganar a los mejores, como el Barcelona, que estaba invicto en la ACB y es líder de la Euroliga, o la Virtus, que es un claro favorito al título de la Eurocopa. Hay que soñar alto", explicó.

"El parón llega en nuestro mejor momento y es una 'putada' porque te corta a dinámica pero dentro de eso prefiero que nos vayamos con buenas sensaciones que irnos con la gente está pensando en que estamos en una mala racha", añadió.

Puerto explicó que la semana en la que después de tres derrotas seguidas ganaron al Joventut, al Virtus Bolonia y al Barcelona fue "un punto de inflexión".

"Sirvió para darnos cuenta de que, si jugamos al cien por cien y concentrados, podemos ganar a cualquiera, así que si luego viene el colista de la ACB y perdemos es culpa nuestra", asumió Puerto, que se mostró crítico con la manera en la que han arrancado los dos últimos partidos antes del parón.

"Es un tema de mentalidad. No debemos ser complacientes porque hayamos ganado a equipos muy top de Europa. No podemos pensar en que vamos a ganar los partidos andando. Es un tema de mentalidad", concluyó.