La reunión de la Junta de clubes propietarios de la Euroliga se ha adelantado al próximo jueves. Según diferentes medios europeos, durante el mediodía del 16 de junio los 11 clubes con voz y voto en la competición (Real Madrid, CSKA Moscú, Fenerbahçe, Olympiakos, Anadolu EFES, Barcelona, Baskonia, Milano, Panathinaikos, Maccabi Tel Aviv y Zalgiris) decidirán cuáles son los dos invitados entre cuatro candidatos: Valencia Basket, Partizan de Belgrado, Bursaspor y Joventut de Badalona.

El Valencia Basket y Partizan de Belgrado parten con elevadas opciones de ser los elegidos para completar la liga de 18 equipos. De hecho, según ha confirmado SUPER, en la propuesta que pasará Jordi Bertomeu a los clubes, el 'taronja' forma parte de los 18 equipos gracias a una de las dos 'wild card'.

No obstante, pese a los buenos augurios, en el Valencia CB aguardan con cautela la decisión del Board de EuroLeague. Cabe recordar que situaciones de este tipo, que en pasadas temporadas eran una pura formalidad para los clubes siguiendo la directriz del CEO de la competición, esta vez tendrá que aprobarse de facto por los votantes, ya que Bertomeu ha perdido poder ejecutivo y, próximamente, será relevado en su cargo.

En este sentido, uno de los puntos que podría aclararse en la reunión del jueves es el nombre del nuevo CEO de la Euroliga. Chus Bueno, exjugador del Valencia BC en los años 90, y el ex del Barça Dejan Bodiroga son los principales favoritos. Una de las posibilidades que se maneja para Bertomeu es la de seguir siendo una persona a la que los clubes escuchen durante los próximos meses.

Los 11 clubes propietarios de la competición volverán a decidir el futuro de los equipos rusos, excluidos la campaña pasada en el momento en el que las sanciones internacionales recayeron sobre Rusia y todos sus intereses económicos, sociales y culturales tras la invasión de Ucrania. Lo más probable es que la Euroliga continúe sin contar la próxima temporada con la participación de los rusos, en un contexto internacional en el que las sanciones sobre la nación que preside Vladímir Putin no han hecho más que incrementarse.