Al igual que Louis Labeyrie con su fichaje por el Unics Kazan, el futuro de Thomas Heurtel apuntaba a Rusia hacia el Zenit de San Petersburgo de Xavi Pascual. Pero la decisión de Francia de advertir a sus jugadores de que no serían convocados para el Eurobasket ni los JJOO de París 2024 en caso de jugar en Rusia mientras dura el conflicto con Ucrania, puede dar un giro de 180 grados a su situación, hasta el punto de que deja abierta la puerta a volver a España para jugar en un equipo de Euroliga.

Así, tras firmar el juramento por el que se compromete a no jugar en Rusia, se ve obligado a buscar más opciones. «Mis representantes están en contacto con rusos, pero también otros que juegan la Euroliga, en España. Veremos lo que sucede en el futuro», señaló en declaraciones recogidas por Efe.

De ser así, descartados Barça y Madrid por su reciente y polémico paso por ambos clubes, quedarían Baskonia y Valencia Basket, aunque en caso de salir Nenad Dimitrijevic, la prioridad sería otro perfil exterior para completar la plantilla, ya con tres bases al margen de 'Neno', aunque Hermannsson no esté disponible hasta principios de 2023.

Más viable es a priori la opción del Baskonia, un club en el que ya estuvo y que busca base.