Nenad Dimitrijevic se había convertido en un 'problema' para el Valencia Basket de cara al próximo curso, pero ya hay solución. Y es que el propio club 'taronja' ha comunicado este miércoles que "ha alcanzado un acuerdo con el Unics Kazan para la cesión del base macedonio al equipo ruso para la temporada 2022-23".

El base se incorporó a la plantilla del Valencia Basket en el verano de 2021, después de haber jugado cedido en el Joventut Badalona su primer año de vinculación con el equipo taronja. En la campaña 2021-22 disputó 33 partidos con la camiseta taronja, con un promedio de 8,4 puntos, 1,5 rebotes y 3,9 asistencias para 7,8 de valoración en algo más de 18 minutos por partido.

Con tres años de contrato más en el Valencia Basket y la fuerte competencia en su posición, la opción de una cesión parecía la única posibilidad para el jugador en caso de una salida que ahora ha quedado confirmada de manera oficial. Eso sí, Dimitrijevic no podrá jugar competiciones europeas la próxima temporada por la sanción a los equipos rusos por la guerra en Ucrania.

Dimitrijevic estuvo de baja casi dos meses desde final de octubre hasta mediados de diciembre por una rotura en la musculatura isquiotibial de la pierna derecha -donde ya había tenido una lesión muscular a principios de temporada- y después estuvo otro período de baja desde el 18 de marzo por una infección vírica.

Pero al margen de estas prolongadas ausencias, hay descontento en el club con su primera temporada y el propio Álex Mumbrú así lo dejó de manifiesto en su presentación como entrenador del Valencia Basket el pasado 22 de junio. «Es una decisión delicada. En cuanto a Neno (Dimitrijevic), el rendimiento que ha tenido no era el esperado, y es algo que tenemos que tratar. No hay por qué esconderlo».

La solución ha llegado ahora en forma de cesión. Nenad Dimitrijevic, por cierto, compartirá este próximo curso equipo con otro extaronja con el que ya coincidió este último año en València, el ala-pívot francés Louis Labeyrie.