El Valencia Basket femenino se estrenó esta pretemporada con una sólida victoria ante Clarinos Tenerife este viernes por la noche en el primer partido del Triangular de Inca (66-43). Anotación repartida, muchos minutos para las jóvenes y cierre del partido con buenas sensaciones para ser los primeros minutos en la pista del combinado de Rubén Burgos. 

El primer quinteto de la pretemporada del equipo estuvo formado por Cristina Ouviña, Queralt Casas, Ángela Salvadores, Raquel Carrera y Lauren Cox. La norteamericana se estrenaba con la camiseta taronja.

La mejor del partido fue Raquel Carrera con 10 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias, 3 robos, 1 tapón y 15 de valoración. Las jugadoras locales Noa Morro y Alba Torrens recibieron un homenaje antes de arrancar el partido, pese a que la internacional finalmente no pudo disputarlo por molestias. 

Este sábado, sin apenas descanso, el Valencia Basket repetirá y se enfrentará al MKS Polkowice a las 19:30 horas, también en el pabellón de Inca, dentro del mismo torneo. 

Nuevas capitanas

Queralt Casas y Cristina Ouviña estrenaron también capitanía en este encuentro. Con la marcha de Anna Gómez, tras encargarse tres años de la capitanía, toma el relevo Casas como primera capitana, mientras que Ouviña pasa de tercera a segunda. Un cargo que se reduce esta temporada a solo dos jugadoras. 

El marcador lo estrenó Carrera bajo el aro, dando lugar a un buen inicio del combinado de Rubén Burgos. Un 11-2 de salida con Ouviña y Carrera como protagonistas. Mucha rotación en este primer cuarto, llegando a estar el equipo con todas las jóvenes en pista. Lamana ponía el +12. Con un pequeño parcial final de 0-6, Tenerife recortaba al final del primer cuarto (16-10).

El Valencia Basket volvía a salir de la mejor manera posible, volviendo a coger distancia con un 12-0 de salida, con 5 puntos consecutivos de Salvadores, elevando la renta a 18 puntos. La sangría la frenaba James, desatascando el ataque de las tinerfeñas. Durante los siguientes minutos pudo mantener ese colchón gracias a un gran trabajo defensivo cortando líneas de pase y corriendo al contraataque. La ventaja llegaba a su máxima de la mano de Ouviña, que colocaba el +24 con una inverosímil canasta sobre la bocina a una mano (40-16, parcial de 28-14 en el segundo cuarto).

8-10 en el tercer cuarto, el peor de las taronja

Tras el descanso, el combinado de Rubén Burgos encontraba dificultades para anotar. James hacía daño en la pintura, pero un 5-0 cerrado por Salvadores desde el triple recuperaba las buenas sensaciones. Pero era algo momentáneo. A Valencia Basket le costaba horrores anotar, fallando canastas fáciles bajo el aro. Por fortuna, Clarinos Tenerife no pudo aprovecharlo y el equipo taronja consiguió mantener una renta de 22 puntos en este periodo (48-26).

 Ya en el último, Valencia Basket estiraba el chicle. Kalenik ponía la renta en +26. Aunque volvían en ese momento las dificultades para anotar y estaba siendo muy difícil parar a James, el conjunto taronja mantenía a raya a su rival. Hasta que Palenikova era la encargada de reducir el colchón a 19 puntos. Por fortuna, Salvadores y Fam respondían para subir de los 20 puntos. Clarinos Tenerife ya no pudo bajar de esa diferencia y el equipo de Rubén Burgos conseguía así su primera victoria de la pretemporada, llevándose además el último cuarto por 18-17.