El nuevo presidente de la Euroliga, Dejan Bodiroga, reconoció el crecimiento de la competición después de 22 años, aunque "ha llegado el momento de llevarla al siguiente nivel", por lo que destacó la labor de los jugadores, los "protagonistas del juego" y con los que trabajarán para "elevar" sus perfiles "dentro y fuera" de la cancha.

"Después de 22 años en los que hemos visto crecer esta liga, ha llegado el momento de llevarla al siguiente nivel. Este es un nuevo comienzo, y vosotros sois una pieza fundamental en la futura evolución de la competición", explicó el exjugador serbio este martes en Barcelona durante la Reunión Anual con los Representantes de Jugadores de la ELPA.

El acto reunió a los ejecutivos de la Euroliga de Baloncesto y a los protagonistas de los 18 clubes en torno a las numerosas iniciativas que se están llevando a cabo para mejorar el dinamismo y el perfil comunitario de la máxima competición del continente durante la próxima temporada 2022/23.

"Los jugadores son los verdaderos protagonistas del juego y vamos a seguir trabajando para elevar vuestro perfil, dentro y fuera de la cancha. Quiero desearos a ti y a todos tus compañeros de equipo una temporada saludable y exitosa", añadió el máximo mandatario, quien reemplazó a Jordi Bertomeu como presidente, dirigiéndose a cada uno de los representantes de los equipos.

Junto a Bodiroga, también estuvo el director general, Marshall Glickman, abriendo la reunión del martes con un debate sobre las formas de trabajar para mejorar la posición de la Euroliga, impulsar el lugar del baloncesto en el mercado del entretenimiento y lograr un impacto positivo aún mayor en las comunidades, todo ello con la participación activa y la influencia de los jugadores.

"La voz de los jugadores debe ser la más importante. Esta es una Liga de jugadores. Para eso paga la gente, para verles a ellos, y no solo jugar. Quieren ver y sentir alguna conexión y eso es realmente importante", añadió Glickman.

La Euroleague publicó declaraciones del jugador del Valencia Basket Martin Hermannsson en representación de los jugadores de la competición. "Todos los jugadores de baloncesto de Europa quieren jugar en la Euroliga, así que tenemos que entender la situación en la que nos encontramos", dijo el base islandés.

"Estamos bendecidos y felices de estar en esta situación y debemos aprovechar esa oportunidad. Creo que todos los jugadores están dispuestos a hacer lo que sea para ayudar a la sociedad. A algunos les gusta más estar en el centro de atención y a otros no, pero tenemos que trabajar juntos. Los jugadores sentados en esta reunión tienen el mismo objetivo: expandir la Euroliga y mejorarla como marca", terminó Hermannsson.