El Valencia Basket llegaba con las mejores sensaciones posibles a la tradicional presentación en La Fonteta después de ganar días atrás al Bayern Munich en Llíria, pero tras una pretemporada con pleno de victorias, los taronjas se vieron sorprendidos por el Monbus Obradoiro (78-88) una semana antes de arrancar la Liga Endesa con su visita al Real Betis.

Con tres fichajes salió Mumbrú en el quinteto en su primer partido en La Fonteta: Jones, Radebaugh y Alexander, a quienes se unieron de inicio Claver y Jasiel. Una puesta de largo en casa que empezó a mostrar detalles del nuevo proyecto del técnico catalán, liderado por el ritmo y la rapidez de Chris Jones y por la buena defensa.

Pese a ello, sin embargo, los de Moncho Fernández no se descolgaban y de hecho llegaron a ponerse por delante en el marcador casi al final del primer cuarto, con un ajustado 17-18. Un primer aviso para los locales, que reaccionaron de la mano de Webb III y Van Rossom para cerrar el primer período con tres de ventaja (21-18). Alexander, con siete puntos, era el máximo anotador del partido.

De nuevo el belga abrió el marcador en la vuelta a la pista para ampliar la ventaja, pero un parcial de 1-7 volvió a poner por delante al equipo gallego (24-25). Mumbrú se veía obligado a pedir tiempo muerto y Radebaugh devolvía acto seguido la ventaja a los locales con un triple. Sin embargo, ningún equipo lograba escapar de la dinámica del intercambio de canastas, con Alexander, Jasiel y Harper como anotadores taronjas en un cuarto en el que se volvió a ver a Prepelic seis meses después de su lesión y también a los recientes campeones de Europa, Jaime Pradilla y Xabi López-Arostegui, quien jugó sus primeros minutos con Mumbrú de ‘2’. Las pérdidas impidieron a los taronja irse al descanso con ventaja (35-38), a pesar de sus mejores porcentajes de tiro.

Van Rossom desde la línea de tiros libres y Jones con un 2+1 empataban el partido (40-40), pero los visitantes volvían a poner tierra de por medio con los triples de Zurbriggen y Scrubb (45-55), que les llevaron a la máxima diferencia del partido. Radebaugh y Harper, desde la línea de 6,75 reducían diferencias, pero Bender y Suárez devolvían la ventaja de diez puntos a los suyos (52-62).

Intento de remontada

Prepelic y Radebaugh, con dos triples y Alexander con un mate, daban esperanzas a los locales, pero los taronjas sufrían en defensa y los de Moncho Fernández no veían peligrar su victoria en ningún momento. Y eso que a falta de menos de dos minutos, tres triples de los locales de la mano de Claver, Harper y Van Rossom, volvían a permitir pensar en la remontada. Pero el Obradoiro supo pasarse el balón, agotar posesiones y llegar sin problemas hasta el 78-88, que cerró Blazevic.

Chris Jones y Kyle Alexander fueron los máximos anotadores con 13 puntos, seguidos de un buen Radebaugh que llegó hasta los 10. Una buena carta de presentación de todos ellos pese a la derrota.