El Valencia Basket ya toca los cuartos de final de la Euroleague Women con la mano y esta noche (20:00, À Punt web) tendrá la oportunidad de certificar su clasificación a falta de otras tres jornadas si logra ganar al Tango Bourges. Un duelo complicado ante el vigente campeón de la Eurocup, pero al que las taronja llegan con la confianza que les da la victoria de la primera vuelta en La Fonteta.

Las de Rubén Burgos están en cuarta posición con un balance de 7-3, que comparten con el USK Praha (3º) y el Polkowice (2º). En quinta posición le sigue Tango Bourges con un 5-5, por lo que, una victoria taronja supondría poner una diferencia de tres triunfos ante las francesas, con solo tres partidos por jugar y con el basket-average particular ganado.

Eso sí Rubén Burgos prefiere que el equipo se quite presión y recuerda que, en caso de derrota, aún seguirían cuartas y con más oportunidades de lograr la clasificación entre las ocho mejores de Europa en el año de su debut en la competición.

«Nos hemos ganado el derecho a seguir ilusionadas por esa posible clasificación y viajamos sin presión, sabiendo que todavía queda mucha Euroliga. Seguramente tendremos más opciones de poder pelear por ese sueño. En este caso, es contra un rival muy directo para el que sí le empiezan a cortarse las opciones. Un equipo como Bourges que ha estado clasificado muchas veces en cruces y muy cerca de Final Four. En su cancha se ha mostrado muy fuerte. Una de las mejores defensas de la competición. La temporada pasada ganaron la liga francesa y la Eurocup y la continuidad del bloque hace que sea un rival muy complicado».

Precedente favorable

El Valencia Basket ya se impuso al Bourges en la Fonteta por 76-68 en un partido en el que el equipo pudo coger una pequeña ventaja en el tercer cuarto y la supo mantener en el último. La mejor taronja fue Lauren Cox con 13 puntos y 18 de valoración. Por parte de las francesas destacó Anderson con 20 puntos y 20 de valoración. Las de Rubén Burgos tienen esos 8 puntos de colchón incluso en caso de perder en Bourges, para poder tener ganado el average. 

Solo dos bajas

El Valencia Basket llega en racha, pero Rubén Burgos seguirá sin poder contar con Rebecca Allen (operada de la lesión en las costillas que sufrió durante la Copa del Mundo en Australia) ni con Alba Torrens, que se perdió los dos últimos partidos por unas molestias en el tobillo, que sufrió ante Cadí La Seu. De las jugadoras jóvenes, el técnico podrá contar con las bases Elena Buenavida y Laia Lamana y con la interior Noa Morro.

En el Tango Bourges, Endy Miyem, que se perdió el encuentro en la Fonteta por una lesión, tampoco estará en esta ocasión tras volver a sufrir una lesión muscular. La participación de Laëtitia Guapo también es duda, pero sí estará la pívot Kayla Alexander, hermana del también taronja Kyle Alexander.